Postergan el juicio a dos policías que le rompieron la nariz a un joven

La primera audiencia estaba prevista para hoy, pero el debate se suspendió porque un testigo de la defensa está con carpeta médica.

Dos policías enfrentarán un juicio acusados de detener y romperle la nariz a un hombre que esperaba en la madrugada que lo pasaran a buscar para ir a trabajar al frigorífico. Según la investigación judicial, la víctima aguardaba y se asustó cuando los policías se le acercaron al bajarse sin uniforme de un auto no identificado.

El joven corrió porque pensó que lo iban a asaltar. Los efectivos lo alcanzaron y lo detuvieron: le fracturaron la nariz. El inicio del debate estaba previsto para este martes, pero se postergó sin fecha cierta porque uno de los testigos por la defensa está con carpeta médica al menos por lo que queda de agosto y todo el mes de septiembre. Se trata del médico forense José Sansón, quién sufrió un problema cardíaco.

"Más allá de los informes existentes, que los tenemos, la defensa lo considera un testigo importante....supongamos que él (por Sansón) pueda volver a trabajar en octubre, igual hay que esperar el tema de la agenda judicial para tener claro una fecha de debate", aclaró este martes en diálogo con El Diario el fiscal Máximo Paulucci.

El violento episodio ocurrió en Santa Rosa en abril de 2017. El ministro de Seguridad era Juan Carlos Tierno, un mentor de la mano dura que fue echado después del cargo por el gobernador Carlos Verna, cuando se le confirmó una condena por abuso de poder.

En esa época eran constantes las denuncias de apremios y atropellos policiales. El jefe de Policía, Roberto Ayala, respaldó en ese momento a los efectivos de la Seccional Primera al sugerir que la víctima “pudo haberse golpeado contra el piso”.

Sin embargo, después de la investigación judicial, el fiscal Máximo Paulucci elevó el caso a juicio y acusó a los policías Gustavo Javier Pozzo y Martín Alejandro Muller de lesiones agravadas por abusar de su función o cargo, en concurso real con detención ilegítima, cometida con violencia, y subsidiariamente esos delitos por exceso en el cumplimiento del deber y legítimo ejercicio de su derecho, autoridad y cargo.

Las audiencias del debate serán con el juez Carlos Alberto Besi. Como defensores y querellantes actuarán los abogados Marcelo Piazza, Mariano Alomar y Boris José Vlasich.

Un médico constató que Alexis Maximiliano Pajón, que tenía entonces 27 años, sufrió hematomas en el rostro y fractura del tabique nasal, con desplazamiento.

El denunciante relató que a las 3:30 aguardaba a un amigo que lo pasaría a buscar para ir a trabajar al frigorífico, en la calle Pampa casi Belgrano. En ese momento se le acercaron dos personas que se bajaron de un auto, que no estaban identificadas como policías, y pensó que le iban a robar. Salió corriendo. En esa circunstancia, los dos policías lo corrieron, lo golpearon y lo redujeron. Después lo llevaron detenido a la Seccional Primera.

Pajón contó que en el interior de esa repartición no sufrió apremios. Los policías le iniciaron un expediente por resistencia a la autoridad. Lo trasladaron al Hospital Dr. Lucio Molas, donde lo atendieron los médicos. Apenas recuperó su libertad, la misma mañana de su detención en la madrugada, Pajón presentó la denuncia en el Centro Judicial y un forense comprobó las lesiones.

En la audiencia de formalización, el fiscal Paulucci reveló que los dos policías declararon que sospecharon que Pajón (quien no tenía antecedentes penales y vivía en cercanías del lugar) iba a cometer un ilícito porque estaba parado cerca de un auto y cuando ellos se le acercaron intentó huir corriendo. La Fiscalía comprobó que esa sospecha no tenía fundamento.

Temas en esta nota: