Pérez Oneto, el primer civil condenado

El médico Máximo Pérez Oneto recibió una pena de 16 años de prisión por delitos de lesa humanidad cometidos en la dictadura. Asistía a las víctimas de las sesiones de torturas.

El histórico fallo del Tribunal Oral Federal de Santa Rosa deja un antecedente. El médico policial Máximo Alfredo Pérez Oneto, un civil, fue condenado por delitos de lesa humanidad. La fiscalía había solicitado la pena de 25 años de prisión pero los jueces lo condenaron a 16 años porque encontraron pruebas en 9 acusaciones y lo absolvieron en 13 acusaciones.  

Pérez Oneto fu médico policial a partir de abril del 75. No registraba los efectos de la tortura sobre los detenidos que revisaba. Según la acusación, tenía trato frecuente con las víctimas y coadyuvó a agravar las condiciones infrahumanas del cautiverio.

Temas en esta nota: