López se refugió en la Embajada de España

El lider opositor se refugió primero en la embajada de Chile. De ahí se traslado a la española.

El opositor venezolano había sido liberado esta madrugada en una acción liderada por Guaidó. El ministro de Defensa de Maduro, Vladimir Padrino, responsabiliza a la oposición de la violencia, pero se muestra dispuesto a "usar las armas".

Los enfrentamientos entre las fuerzas chavistas y los seguidores de Juan Guaidó se han extendido por la capital venezolana, Caracas, horas después de la liberación del dirigente opositor Leopoldo López, en arresto domiciliario tras una condena a más de 13 años de prisión.

A primera hora de la tarde, el canciller chileno, Roberto Ampuero, ha confirmado que el líder de Voluntad Popular está refugiado con su familia en la Embajada chilena en Caracas.

La liberación del opositor ha sido impulsada por Guaidó, reconocido como presidente interino del país por la Asamblea Nacional y más de 50 países, y cuenta con el apoyo de algunos segmentos de las Fuerzas Armadas. "El momento es ahora", ha afirmado Guaidó en un mensaje de vídeo donde aparece junto al propio López y rodeado de uniformados armados.

La respuesta de Maduro no se ha hecho esperar: "He conversado con los comandantes, quienes me han manifestado su total lealtad. Llamo a la máxima movilización popular para asegurar la victoria de la paz. ¡Venceremos!", ha dicho en Twitter. Sin embargo, el presidente no ha comparecido ante la nación desde que se inició la ofensiva opositora, durante la madrugada.

El titular de Defensa de Maduro, Vladimir Padrino, se ha pronunciado a favor del mandatario: la acción de la oposición, ha dicho, obedece a un "intento de golpe de Estado de una magnitud mediocre". Padrino también ha responsabilizado a la oposición de todo acto de violencia que se genere a partir de este momento.

Macri

Mauricio Macri se sumó a los presidentes de la región que salieron a avalar el intento de golpe en Venezuela a partir de la liberación del dirigente opositor Leopoldo López y el llamado de Juan Guaidó a movilizarse para el "cese definitivo de la usurpación". A diferencia de otros mandatarios que respaldaron a Nicolás Maduro, entre los que se anotaron el mexicano Andrés Manuel López Obrador, el boliviano Evo Morales y el cubano Miguel Díaz Canel, el argentino apoyó a la oposición antichavista y manfestó que espera que "sea el momento decisivo" para desplazar al gobierno venezolano. 

EEUU

Estados Unidos apoya la actuación de los grupos de las Fuerzas Armadas que en la madrugada de este martes han colaborado con Juan Guaidó y liberado al político opositor Leopoldo López, que se encontraba bajo arresto domiciliario. El escenario resulta incierto, y la información sobre la envergadura de la operación, muy escasa.

Pero para Washington supone una muestra de algo relevante en la crisis venezolana, que el respaldo militar al régimen de Nicolás Maduro, su principal asidor en el poder efectivo del país, empieza a requebrajarse. Pasadas las dos de la tarde (hora de Washington), con el tiempo corriendo en contra de la ofensiva de Guaidó, Donald Trump publicó un escueto mensaje en Twitter, afirmando seguía los acontecimientos de cerca y que estaba al lado del pueblo venezolano "y su libertad".

Europa

La Unión Europea ha marcado distancias respecto a la posición de EE UU. El principal empeño de Bruselas era y es que la crisis venezolana no termine en un derramamiento de sangre, lo que le ha llevado a rechazar de llano cualquier intervención militar extranjera en el país. Este martes, Bruselas no se movió ni un ápice de esa posición.

Federica Mogherini, Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad de la UE, reiteró en un comunicado que "solo puede haber una salida política, pacífica y democrática para las múltiples crisis que afronta el país". "La Unión Europea rechaza cualquier forma de violencia y pide la máxima moderación para evitar la pérdida de vidas y una escalada de tensiones", añadió.

Temas en esta nota: