"Son tiempos en los que tenemos que apostar a crear redes"

El próximo sábado, a las 19 horas, Cheje Multiespacio Cultural abre formalmente sus puertas a la comunidad santarroseña con una propuesta artística multidisciplinaria: muestras de pintura, teatro inclusivo, cerámicas ancestrales, instalaciones artísticas físicas, visuales y sonoras.

 

La inauguración -además de un acto formal- tiene la intensión de compartir una tarde distinta, llena de arte con todas las propuestas que Cheje viene brindando desde marzo. El encuentro entre el público, talleristas y obras será acompañado con música en vivo y la participación de artistas locales. La entrada es gratuita.

"Cheje es la fonética de una palabra quechua que se escribe chi'xi. Es una palabra que la pone en primera plana Silvia Rivera Cusicanqui, que es una boliviana que está mirando a los pueblos originarios, el rol que juegan en la modernidad y cómo se han ido mezclando las culturas. Y Cheje tiene que ver con eso. Nos encantó porque el concepto está relacionado con lo abigarrado, según la traducción; y en quechua es el todo formado por partes que están completas en sí mismas. ¡Es hermoso!", contó Marcela Montero, una de las integrantes que forma el multiespacio ubicado en Yrigoyen 560, donde supo funcionar durante muchos años "Nexo Di Napoli".

"No fue fácil tomar la decisión alquilar este espacio pero nos llegó tantas veces la propuesta...La primera vez que Alicia Depetris nos propuso el espacio, nos asustamos un poco porque es un espacio muy grande y hay que mantenerlo. Ya estábamos en una casita y queríamos ir a un lugar más grande, pero este era muy grande. Entonces en ese momento desechamos la propuesta. Pero después de unos meses la propuesta volvió y dijimos que sí. Sabemos que son tiempos difíciles pero pensamos que con más razón tenemos que apostar a crear lazos, a tender redes que tengan que ver con la cultura y con el arte, porque es lo que salva, es lo que une. Hoy que parece que todo nos separa y que estamos divididos por tantas miradas sobre lo económico o sobre cómo debería funcionar la política, me parece que en estos espacios es donde nos encontramos todas las personas que tenemos ganas de hacer algo mejor", definió montero.

En ese sentido, Cheje se define como un espacio colectivo en el que participan más de una docena de talleristas: Miguel Lell y Josefina Bravo brindan el Taller de escritura y narrativa; Agustina Bergonzi el taller de Costura; Carolina Bergonzi y Cristina Guagliano el taller de Teatro Inclusivo; Ariel Cejas Rubio y Alexander Moreira el taller de Dibujo; Mariela y Alfonsina el taller de Danzas Africanas; Lía María Danzas Folclóricas; Micaela Baso y Marcela Montero Cerámica Ancestral; Mariela Zanin Cerámica Decorativa y Santiago Amrein brinda el Taller de Arte Infantil.

"Abrimos las puertas del espacio en marzo y hasta ahora la experiencia ha sido hermosa porque confiamos en lo colectivo, confiamos en las personas, confiamos en que podemos encontrar a otras personas que miren las cosas con otras perspectivas, siempre atendiendo las disidencias, respetando y aprendiendo de eso. Me parece que toda esa mirada está ahí y que la gente que se acercó a Cheje tiene una mirada similar", definió Montero.

 

"Son tiempos en los que tenemos que apostar a crear redes" 
 
El próximo sábado, a las 19 horas, Cheje Multiespacio Cultural abre formalmente sus puertas a la comunidad santarroseña con una propuesta artística multidisciplinaria: muestras de pintura de pinturas, teatro inclusivo, cerámicas ancestrales, instalaciones artísticas físicas, visuales y sonoras.
 
La inauguración -además de un acto formal- tiene la intensión de compartir una tarde distinta, llena de arte con todas las propuestas que Cheje viene brindando desde marzo. El encuentro entre el público, talleristas y obras será acompañado con música en vivo y la participación de artistas locales. La entrada es gratuita.
 
"Cheje es la fonética de una palabra quechua que se escribe chi'xi. Es una palabra que la pone en primera plana Silvia Rivera Cusicanqui, que es una boliviana que está mirando a los pueblos originarios, el rol que juegan en la modernidad y cómo se han ido mezclando las culturas. Y Cheje tiene que ver con eso. Nos encantó porque el concepto está relacionado con lo abigarrado, según la traducción; y en quechua es el todo formado por partes que están completas en sí mismas. ¡Es hermoso!", contó Marcela Montero, una de las integrantes que forma el multiespacio.
 
"Cheje" está ubicado en Yrigoyen 560, donde supo funcionar durante muchos años "Nexo Di Napoli". 
 
"No fue fácil tomar la decisión alquilar este espacio pero nos llegó tantas veces la propuesta...La primera vez que Alicia Depetris nos propuso el espacio, nos asustamos un poco porque es un espacio muy grande y hay que mantenerlo. Ya estábamos en una casita y queríamos ir a un lugar más grande, pero este era muy grande. Entonces en ese momento desechamos la propuesta. Pero después de unos meses la propuesta volvió y dijimos que sí. Sabemos que son tiempos difíciles pero pensamos que con más razón tenemos que apostar a crear lazos, a tender redes que tengan que ver con la cultura y con el arte, porque es lo que salva, es lo que une. Hoy que parece que todo nos separa y que estamos divididos por tantas miradas sobre lo económico o sobre cómo debería funcionar la política, me parece que en estos espacios es donde nos encontramos todas las personas que tenemos ganas de hacer algo mejor", definió montero.
 
En ese sentido, Cheje se define como un espacio colectivo en el que participan más de una docena de talleristas: Miguel Lell y Josefina Bravo brindan el Taller de escritura y narrativa; Agustina Bergonzi el taller de Costura; Carolina Bergonzi y Cristina Guagliano el taller de Teatro Inclusivo; Ariel Cejas Rubio y Alexander Moreira el taller de Dibujo; Mariela y Alfonsina el taller de Danzas Africanas; Lía María Danzas Folclóricas;  Micaela Baso y Marcela Montero Cerámica Ancestral; Mariela Zanin Cerámica Decorativa y Santiago Amrein brinda el Taller de Arte Infantil.
Temas en esta nota: