Se cumplen seis años de la tragedia de Once

El 22 de febrero de 2012 fallecieron 52 personas, cuando una formación impactó contra la estación ferroviaria ubicada en el barrio porteño de Balvanera. El accidente fue el tercero más grave de la historia del país.

A seis años de la tragedia ferroviaria de Once, sobrevivientes, familiares y amigos de las víctimas realizan un homenaje en el lugar del accidente, antes de reunirse con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada. Como todos los años, recuerdan a sus seres queridos frente al Memorial de Corazones.

Durante su intervención, Paolo Menghini, padre de Lucas Menghini Rey, uno de los jóvenes que falleció en el accidente, explicó que este aniversario del accidente es particularmente especial: "A fines de 2017 y a principios de 2018 perdimos a dos compañeros de este grupo. Ya no son 52 las estrellas, sino 54 los angelitos que nos acompañan", expresó.

Horacio dejó este mundo a fines del año pasado y Carlos Bustamante falleció a inicios de este, dos pérdidas que también son recordadas hoy.

En la estación se ubicaron 52 estrellas colgadas que representan a cada uno de los nombres de las personas que perdieron la vida en 2012. "Representan el amor que concentran y que no se pudieron llevar los asesinos hace seis años", consignó Menghini. Luego, está previsto que se dirijan a la Plaza Miserere donde dejarán ofrendas florales en el monumento-homenaje a las víctimas.

"Ya pasaron seis años que perdimos a nuestros seres queridos, queremos que la Cámara de Casación confirme las condenas que fijó el tribunal en diciembre de 2015 y que los responsables vayan a cumplir su pena a la cárcel como corresponde", declaró María Luján Rey a la agencia Télam. A las 14.30, los familiares se reunirán con Macri.

Del acto participó además la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas. "Los 30 mil están con nosotros cuando acompañamos este dolor de otras madres, otros padres, otras familias. Seguimos sintiendo lo mismo, esa ausencia pero que es presencia cuando nos encontramos todos. Entonces sentimos que estamos juntos, que podemos compartir el dolor y también las alegrías cuando los recordamos. Cada hijo deja en su familia y en su gente el cúmulo de alegrías hasta que nacen", manifestó.

"Seguimos exigiendo toda la verdad, toda la justicia, por todos los hechos que pasaron estos dramas terribles. Estas son mascares, son dramas muy grandes que a veces quieren disfrazarlos, pero no, es la dejadez a veces la indiferencia de los Gobiernos, en el caso nuestro fue un poco más allá todavía, pero es lo mismo, cada víctima es uno nuestro, una nuestra", sentenció la referente de derechos humanos.

En el texto que leyeron los padres de Lucas Menghini Rey, expresaron su satisfacción por la detención del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, "parecía intocable pero tuvo que dar explicaciones", aunque lamentaron que esté preso "pero no por la masacre de los 52 inocentes".

"De Vido se tuvo que enfrentar cara a cara con nuestro dolor hecho carteles, lágrimas, silencios y al finalizar la primer audiencia, la única que tuvo la obligación de presenciar se levantó y nos miró desafiante. Desde atrás del vidrio nuestra inquebrantable voluntad de justicia se hacía otra vez presente, sin violencia, sin ánimo de venganza, nos mantuvimos de pie, con la vista en alto y fue él quien tuvo que bajar la mirada y dejó la sala a la que no volvió", indicaron. "Cada día que pasa es un día más sin justicia, que cada jornada sin una decisión de segunda instancia es otro día en que los condenados viven en libertad al igual que nosotros", señalaron.

"Siempre hemos respetado los tiempos de los jueces, si decimos esto no es por reprochar la tardanza sino para hacer saber que estamos esperando ansiosos el día que los corruptos vayan presos", ampliaron.

(Fuente: diario Perfil)

Temas en esta nota: