El gobierno mete presión para que el techo de la paritaria sea del 15%

El jefe de Gabinete Marcos Peña dijo que las negociaciones salariales “son libres” pero aclaró que “es muy importante que toda la sociedad se comprometa” con la nueva meta inflacionaria del 15 por ciento que fijó el Gobierno para este año.

El funcionario también confirmó que no habrá llamado a sesiones extraordinarias del Congreso y defendió el proyecto de reforma laboral y el megadecreto presidencial.

"Vamos a trabajar en el marco de las paritarias libres para, sin perjudicar al trabajador en su salario real, lograr comprometernos todos con esta búsqueda de la meta del 15 por ciento", dijo el jefe de Gabinete Marcos Peña en una conferencia de prensa desde la Casa Rosada.

De esa manera fijó el techo que busca imponer el Gobierno a las negociaciones salariales, en línea con el nuevo objetivo inflacionario del 15 por ciento para 2018. Para este año la meta era de un máximo del 17 por ciento de inflación anual y el Ejecutivo impulsó paritarias en torno a ese número, pero finalmente los precios subieron casi un 25 por ciento en el año, lo que disparó algunas cláusulas gatillo en los acuerdos paritarios.

El funcionario anunció también que el presidente Mauricio Macri resolvió "no convocar a sesiones extraordinarias en febrero". Sostuvo que planea "trabajar a partir de su mensaje del 1 de marzo en un calendario legislativo regular para de esta forma poder dar todos los ámbitos de debate".

A pesar de la postergación del tratamiento, entre otros proyectos, de la reforma laboral, Peña defendió esa iniciativa y sostuvo que fue un proyecto surgido de un acuerdo con la CGT, "más allá de la opinión de algunos sindicalistas sueltos". Añadió que si la central obrera quiere "enviar nuevas modificaciones", el Gobierno está "dispuesto a discutirlas".

Además, planteó que el megadecreto del Presidente que deroga 19 leyes y modifica otras 140 porque busca "desburocratizar" el Estado. “Elimina trabas y normativas que habían quedado obsoletas", afirmó. Defendió que se haya tratado de un decreto de necesidad y urgencia, algo cuestionado desde la oposición. Para Peña, su implementación es "urgente" para "fomentar la inversión y poder cumplir el objetivo de salir de la pobreza".

El jefe de Gabinete agregó que el Gobierno tiene previsto anunciar un nuevo ajuste en el Estado, bajo el eufemismo de una "nueva organización de la Ley de Ministerios". Sostuvo que habrá una reducción "del 20 por ciento de cargos políticos" aunque "en algunos casos va a ser mayor".

Temas en esta nota: