Gravan bebidas alcohólicas y gaseosas

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, sostuvo esta tarde que el proyecto de reforma tributaria será de implementación gradual e implicará subas en impuestos internos para bebidas con alcohol, incluyendo vinos, cervezas y sidras, y gaseosas azucaradas.

Según el proyecto, la alícuota del impuesto interno a los vinos y sidras subirá de 0 a 17%; de las cervezas del 8 al 17% y el champaña también de 0 a 17%.

Mientras que las gaseosas pasarán de 4 a 17% (para las de azúcar añadido) y solo bajarán las gaseosas sin azúcar añadido.

"Modificaremos alícuotas de impuestos internos, especialmente en productos electrónicos que bajarán al cero por ciento", señaló el funcionario en una conferencia de prensa.

Indicó que habrá un "salto adicional para que los precios sean más parecidos a los de otros países del mundo" y consideró que "son bienes de capital que hacen a la productividad y a la economía".

"Es vital que sigamos acercándonos a los precios internacionales", analizó y anunció que bajará también las alícuotas de automotores y motos de gama media de diez a cero por ciento.

"La reforma es de implementación gradual", aseguró el ministro, quien también resaltó que "gravará segundas viviendas o compradas con fines de lucro".

El consumo de productos perjudiciales para la salud tiene costos individuales y costos sociales (daños a terceros, gastos del sistema de salud).

El gobierno propondrá desincentivar su consumo a través del aumento de impuestos.

Temas en esta nota: