Condenaron a un hombre por amenazar a su padre con un hacha

General Pico (Agencia) - Mediante un fallo del juez de Audiencia Carlos Pellegrino fue condenado nuevamente ayer Oscar Guillermo Moltaneve (50), quien golpeó a su propio padre y además atacó su vivienda con un hacha, mientras cumplía de forma condicional el último tramo de una condena por homicidio. Con la sumatoria de la nueva pena, el excuidador del Club de Caza del Parque Delfín Pérez estará tras las rejas otros cuatro años y ocho meses.

El 10 de diciembre de 2010, en el sector del Club de Caza, Pesca y Náutico que funcionaba por entonces en el Parque Recreativo Benicio Delfín Pérez, Oscar Moltaneve tuvo un altercado con un grupo de concurrentes cuando estos se negaron a pagar el canon correspondiente al uso de embarcaciones en el espejo de agua de la laguna “La Arocena”. La situación terminó de la peor manera cuando el cuidador tomó una escopeta y le disparó a Osvaldo Etcheverry, quien a causa de las heridas murió días después en el hospital “Gobernador Centeno”.

Después de varios meses de investigación, en el año 2011 el vecino fue enjuiciado y condenado a once años de prisión de efectivo cumplimiento por el doctor Pablo Díaz Lacava, por entonces titular del Juzgado de Instrucción Penal Nº 5 de la Segunda Circunscripción Judicial.

Moltaneve purgó su condena en comisarías del norte provincial y por su buen comportamiento fue liberado y se encontraba cumpliendo de forma condicional el último tramo de su pena cuando ocurrió el nuevo altercado que lo mandó otra vez tras las rejas.

El hombre de 50 años fue juzgado el pasado 26 de octubre, en un debate oral y público que se realizó en el Palacio de Tribunales de General Pico. En esa instancia la fiscala Verónica Campo pidió un año de prisión efectiva para el acusado, además de la revocación de la libertad condicional otorgada en abril de este año y la unificación de la pena en un monto de cuatro años y ocho meses de prisión efectiva. Por su parte, el defensor particular Luis Emilio Martín consideró que su cliente debía ser absuelto y mantener el beneficio que le otorgó el juez de Ejecución Penal, el doctor Mauricio Pascual.

Tras analizar las pruebas presentadas por las partes, y pese a los testimonios de familiares que intentaron beneficiar al detenido para que no regrese a prisión, el juez de Audiencia Carlos Pellegrino lo condenó al considerar que el hecho imputado existió y el acusado fue el autor.

“El incidente investigado se produjo en horario de la mañana del día 10 de septiembre del corriente, cuando Héctor Cayetano Moltaneve, se presentó en el domicilio de su hijo Oscar Guillermo Moltaneve -si bien se domicilian en distintas calles, ya que la vivienda del primero da hacia calle 104 y el domicilio del segundo hacia calle Fraternidad, ambas se comunican por una puerta en los patios-. El motivo del encuentro fue económico, por deudas contraídas, se analizaba la posibilidad de venta de la vivienda donde reside el imputado y su grupo familiar”, relató en su fallo.

Posteriormente, señaló que “la situación fue entonando los ánimos y terminó en una discusión que llegó al punto de propinarse empujones y golpes entre padre e hijo. Héctor se retiró hacia su domicilio e instantes después, apareció el imputado con un elemento en sus manos y golpeó la puerta trasera de ingreso, provocando la rotura de la misma”.

“El ruido de los golpes provocados en la puerta alertó a Y.D.R.G., nieta de Héctor Moltaneve. Al concurrir a la cocina del domicilio, logró divisar a su tío Oscar, con un hacha en la mano. Despertó a su hermano menor F. y en compañía de su abuelo se retiraron del domicilio, buscando auxilio en la vivienda vecina, propiedad de S.Z. De allí son trasladados por el padre de los menores y posteriormente, concurrieron a la comisaría a formular denuncia”, agregó.

Finalmente afirmó que “esta fue la situación fáctica descripta por todos los intervinientes del episodio. La dinámica familiar, los problemas económicos y los sentimientos, colocaron a casi todos los testigos en una situación difícil y controvertida”.

En relación a lo dicho, Pellegrino falló condenando a Oscar Guillermo Moltaneve por ser “autor material y penalmente responsable del delito de amenazas calificadas por el uso de arma” y le impuso la pena solicitada por la fiscala Campo, además de declararlo “reincidente”.

Temas en esta nota: