Formalizan a dos jóvenes por hacer picadas

General Pico (Agencia) - El juez de Control Diego Ambrogetti dio por formalizada ayer la investigación contra dos jóvenes de Intendente Alvear, de los cuales se sospecha su participación en picadas ilegales de motos realizadas sobre la Ruta Provincial 1. Uno de los imputados aseguró no haber sido parte de las maniobras peligrosas.

El legajo que investiga el fiscal Guillermo Komaroski en realidad tiene cinco imputados: Rodolfo David Mourino, Brian Ezequiel Medina, Eduardo Sánchez, Matías Quiroz y Juan Cruz Moreira Britos. Los dos primeros (Mourino y Medina) no asistieron a la primera audiencia de formalización realizada a mediados del mes de mayo, por lo que ayer se sometieron a dicha audiencia con la asistencia técnica del defensor oficial Walter Vaccaro.

Según relató el fiscal en la audiencia celebrada ayer, el hecho investigado tuvo lugar el pasado 26 de agosto de 2017, alrededor de las 16:50 horas, entre los kilómetros 22 y 23 de la Ruta Provincial 1, en el acceso a la localidad de Intendente Alvear. Allí, los imputados protagonizaron “una situación de riesgo para la vida de las personas que ocasionalmente transitaban por la vía pública”.

El fiscal Komaroski señaló que los dos jóvenes formalizados ese día se trasladaban en una Honda Twister 250 cc y una Honda Titán 150 cc. Ambos participaron de “una prueba de velocidad entre esos kilómetros, sobre ambos carriles de la ruta, a exceso de velocidad y haciendo pruebas de willie”.

El titular del Ministerio Público Fiscal consideró que la conducta de Mourino y Medina “se encuadra en el Código Penal, en el artículo 193 bis, donde nombra las pruebas de velocidad de vehículos con motor realizadas sin la debida autorización de la autoridad competente”.

Por tratarse de un delito cuya pena en expectativa tiene un máximo de tres años en suspenso, la Fiscalía solicitó que se tenga por formalizada la investigación y no pidió medidas contra la libertad de los imputados.

Por su parte, el defensor oficial Walter Vaccaro acordó con los términos de la formalización y adelantó que esperará el juicio para determinar si las personas son culpables o inocentes.

Cuando el juez Ambrogetti consultó a los imputados si comprendían los términos de dicha audiencia, Medina indicó: “No estoy de acuerdo de lo que se dijo sobre mí”, y aseguró: “Me hicieron culpable de estar arriba de una moto que yo no estaba”. También recordó que en su declaración en Fiscalía “yo les dije quién andaba en la moto roja”.

Ambrogetti le explicó luego a Medina que la audiencia se trata solo de informarles el inicio formal de la investigación y, si se determina que no tuvo participación, eventualmente será sobreseído. Finalmente, el juez de Control dio por formalizada la investigación.

De esta manera, la Justicia local avanzó con otra nueva investigación de picadas ilegales, situación que meses atrás representó un cambio de paradigma en el persecución de este tipo de actividades, que escapan a las simples infracciones de tránsito o contravenciones por poner en riesgo la vida de terceras personas.

La pena en expectativa para este tipo de delitos no representa cárcel, pero de llegar a una condena la Justicia sí puede determinar el decomiso de los rodados involucrados en la
picada.

Temas en esta nota: