Después de 13 años, mañana licitan Portezuelo del Viento

El gobernador, Alfredo Cornejo, abrirá este viernes en Malargüe el proceso licitatorio de una obra muy esperada por Mendoza y fuertemente criticada por La Pampa.

Al filo de la veda para hacer inauguraciones o anuncios de obras de cara a las elecciones generales del domingo 29, el gobernador Alfredo Cornejo estará este viernes en Malargüe para cumplir un paso pendiente desde hace 13 años: el llamado a licitación para la construcción de la presa Portezuelo del Viento.

“Uno de los objetivos que se autoimpuso Cornejo para el tramo final de su mandato era allanarle el panorama a su sucesor dejando encaminada la mayor cantidad de proyectos energéticos que estaban paralizados desde hace años”, dice este jueves un artículo del diario Los Andes.

“Después de poner en marcha la explotación de hidrocarburos no convencionales en la porción mendocina de Vaca Muerta, logró darle luz verde al proyecto minero Hierro Indio. Y ahora, como corolario, dará el puntapié inicial al proceso licitatorio para la obra de ingeniería civil más grande de la historia de Mendoza, como la denomina el gobierno”, destacó la misma nota.

El gran anuncio está previsto para las 12:30 en el Centro de Congresos y Exposiciones de Malargüe.

portezuelo mendoza 1

“Una fiesta”

Se prevé que Cornejo desembarque en el departamento sureño junto a gran parte de su gabinete, más el intendente capitalino y candidato a la gobernación por Cambia Mendoza Rodolfo Suarez. A su lado estará también el intendente Jorge Vergara Martínez.

Precisamente desde la comuna convocaron a sumarse a lo que llamaron “una fiesta”. “Invitamos a la comunidad a que nos acompañen en esta fiesta porque es un acto muy importante para toda la historia de Malargüe”, dijo Carlos Vázquez, secretario de Gobierno de la Municipalidad.

Tras el llamado a licitación se estima un plazo de 6 meses para la preparación de las ofertas más el análisis de las propuestas, por lo que recién a mediados de 2020 se concretaría la adjudicación. Así, será el próximo gobernador el que anuncie el comienzo de los trabajos, estimativamente durante el segundo semestre del año próximo, si es que los plazos se cumplen de acuerdo a lo previsto.

Desde 2006, cuando el entonces gobernador Julio Cobos y el ex presidente Néstor Kirchner firmaron un acuerdo extrajudicial para la construcción de la presa, en compensación por los perjuicios ocasionados a Mendoza por la promoción industrial, que el proyecto de Portezuelo “está dando vueltas por los escritorios con anuncios sin sustento”.

Pasó una década hasta que el presidente Mauricio Macri y Cornejo firmaron un convenio que aceleró los procesos, pero no fue hasta mediados de 2019 que estuvo la certeza de contar con los fondos para avanzar con la megaobra.

Los 1.023 millones de dólares en Letras del Tesoro Nacional estarán a destinados la construcción de una represa de 185 metros de alto, de las más altas del planeta, más una central hidroeléctrica con capacidad para abastecer a 130.000 usuarios. También está prevista la nueva traza de las ruta nacional 145 y la de la provincial 226 (que quedarán bajo el agua), la relocalización del pueblo de Las Loicas y también la línea eléctrica que conducirá la energía desde la presa hasta Malargüe.

El plazo de construcción es de 5 años y estiman que generará 5.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

En este aspecto hace hincapié e Gobierno, que incluyó el “compre mendocino” en el pliego licitatorio para garantizar el empleo de capitales y mano de obra local.

Para la adjudicación, la propuesta económica será solo uno de los ítem que se tendrán en cuenta. Uno de los requisitos que deberán tener en cuenta los oferentes será contar con proveedores y mano de obra local, regional o provincial.

Por cada empresa que el oferente incluya dentro de su plan de trabajo recibirá un puntaje y mientras más cerca esté de Malargüe, más puntos tendrá la oferta.

Polémica

Portezuelo del Viento está en boca de todos hace años, desde que La Pampa comenzó a cuestionar fuertemente el proyecto por su impacto ambiental en el Río Colorado.

La última y gran polémica estalló hace 10 días. Las críticas al proyecto de Rodofo Gabrielli, ex gobernador e integrante de los equipos técnicos de la candidata Anabel Fernández Sagasti, generó fuertes cruces con el Gobierno, pero también puertas adentro del PJ.

De campaña por Alvear, Gabrielli calificó al proyecto como “una aberración” por cómo estaba planteado y hasta puso en duda su concreción. No fueron pocos los que salieron a castigarlo duramente desde el oficialismo, pero el golpe más duro llegó desde el seno del justicialismo.

Sagasti salió a despegarse de él asegurando que la obra “es muy importante para Mendoza”, mientras que su compañero de fórmula y además ingeniero, Jorge Tanús, directamente pidió que “la obra se inicie de una vez por todas y en el lugar que está proyectada sin perder un día más”.

En números

U$S 1.023 millones. Es lo que costará la presa más las obras secundarias, como una línea eléctrica y dos rutas. La Nación se hace cargo del financiamiento y ya emitió Letes como garantía financiera.

130 mil hogares. Son los que abastecerá con su aporte al sistema eléctrico. El embalse será cuatro veces más que el de Potrerillos.

185 metros de alto. Es la altura que tendrá la megaobra que se emplazará en Malargüe. Representa 5,2 veces el Edificio Gómez.

5.000 empleos. Son los que tiene garantizados la construcción de Portezuelo.

Temas en esta nota: