Las ventas minoristas de los comercios pymes finalizaron julio con una caída de 5,8% frente a igual mes del año pasado (medidas a precios constantes), relevó CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa). Acumulan una baja de 3,2% en los primeros siete meses del año.