Stornelli pidió elevar a juicio la causa de los cuadernos

 

El fiscal federal Carlos Stornelli pidió hoy que la ex presidenta Cristina Kirchner, varios ex funcionarios de su gobierno, y empresarios como Carlos Wagner, Ángelo Calcaterra y Ernesto Clarens, entre otros, vayan a juicio oral y público por el sistema de recaudación ilegal de pago de sobornos que se montó durante el kirchnerismo.

El extenso pedido fue hecho ante el juez federal Claudio Bonadio, quien ahora debe correr vista a las defensas para que opinen si corresponde que la causa pase a juicio.

El pedido alcanza al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y su entonces segundo Roberto Baratta, y demás funcionarios del área como Nelson Lazarte, Rafael Llorens, Claudio Uberti, y José Maria Olazatgasti.

En la causa también está involucrado el ex secretario de Obra Pública José Lopez, recientemente condenado a seis años de prisión por enriquecimiento ilícito; el ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y su entonce secretario Hugo Larraburu, y el empresario de medios Rudy Ulloa.

El extenso listado de imputados a quienes el fiscal pidió enviar a juicio comprende al chofer Oscar Centeno, a Carlos Wagner, Ernesto Clarens, Gerardo Ferreyra, German Nivello, Oscar Thomas, Hernán Gómez, Fabián Ramón, Walter Fagyas, Carlos Mundin, Claudio Glazman, Juan Carlos De Goycoechea, Raúl Vertua, Angelo Calcaterra, Héctor Sánchez Caballero, Armando Loson, Néstor Otero, Juan Lascurain, Alberto Taselli, Hernán del Río, Aldo Roggio, Alejandro Ivassinevich, Benjamín Romero, Jorge Balan, Hugo Dragonetti, Hugo Eurnekian, Rodolfo Poblete, Enrique Pescarmona, Francisco Valenti, Osvaldo Acosta, Jorge Neira, Raul Copetti, Víctor Gutiérrez, Julio Alvarez, Rubén Aranda y Miguel Angel Marconi.

En uno de los tramos de su escrito de 678 páginas, la fiscalía advirtió que no son parte de este envío a juicio los empresarios de Techint Luis Betnazza y Héctor Zabaleta, pues ellos si bien confesaron haber pagado sobornos dijeron que lo hicieron a funcionarios argentinos para que intercedieran ante el Estado venezolano en pagar la indemnización por su empresa Sidor en ese país.

La mayoría de los empresarios son "arrepentidos", pues confesaron haber pagado sobornos ya sea para acceder a obras públicas viales, para financiar campañas electorales, y en materia de transporte; y Centeno y López también lo son sumado a que son parte del sistema de protección de testigos e imputados colaboradores.

Esta causa a punto de ir a juicio es la investigación central, ya que luego derivó en la apertura de gran cantidad de expedientes que aún están en trámite y en los cuales también está procesada la ex mandataria.

"Con relación a Cristina Kirchner se encuentra acreditada su intervención en dicha asociación ilícita en carácter de jefa, rol que también cumpliera Néstor Carlos Kirchner, quienes detentaron el cargo de Presidente de la República Argentina que ejercieron entre el 10 de diciembre de 2007 hasta el 9 de diciembre de 2015, y entre 25 de mayo de 2003 y el 9 de diciembre de 2007, respectivamente", sostiene el requerimiento.

Además, remarca como organizadores a De Vido, Baratta, Wagner, Y Clarens: "Cada uno ellos, desde los roles que ocupaban, actuaron en su establecimiento y ordenamiento, y se encargaron de organizar el funcionamiento del sistema recaudatorio antes descripto, incluso en algunos casos participando activamente en los actos de recaudación".
"Su finalidad fue organizar un sistema de recaudación de fondos para recibir dinero ilegal con el fin de enriquecerse ilegalmente y de utilizar parte de esos fondos en la comisión de otros delitos, todo ello aprovechando su posición como funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional", agregó el fiscal en su presentación.

Temas en esta nota: