Se quebró el Frente Peronista Barrial por desacuerdos con las tomas

 

Un grupo militantes se fue de la agrupación peronista por "diferencias irreconciliables" con el referente provincial del Movimiento Evita, Leonardo Fabio "Tapera" Avendaño. "No se puede tapar el sol con las manos", dijo el diputado

electo. 

Un grupo de militantes del Frente Peronista Barrial anunció que se retira de la agrupación por "diferencias irreconciliables" por la toma de terrenos en la capital pampeana con el diputado provincial electo, Leonardo Fabio "Tapera" Avendaño, referente del Movimiento Evita en la provincia. Según pudo saber El Diario, la fractura se produjo el jueves por la noche, durante una reunión en la que, después de una áspera discusión, finalmente la sangre llegó al río. 

Una decena de miembros del FPB firmó un duro comunicado y anunció que se retira de la agrupación. De esta forma, rompieron con Avendaño -que llegó a la diputación provincial como líder del FPB-, que en cierta forma había avalado públicamente las tomas de terrrenos. El FPB se conformó para las internas de las elecciones legislativas nacionales de 2017 y cosechó el apoyo de unas 8 mil personas en aquellas PASO. En la última elección, acordó a nivel provincial y jugó la interna con candidatos propios en Santa Rosa, donde ganó Luciano Di Nápoli desde Unidad Ciudadana. 

El hermano del legislador electo, Néstor Fabián, también militante del FPB y el Evita, se puso al frente de la organización y el reclamo de las familias que tomaron parcelas cercanas al barrio Santa María de Las Pampas.   

"Irreconciliables"

Ante los hechos de público conocimiento ocurridos en terrenos lindantes  al Barrio  Santa María de Las Pampas, en los que han tenido participación activa integrantes del Frente Peronista Barrial pertenecientes  a su vez al Movimiento Evita, un grupo de militantes  se retiró del Frente Peronista Barrial de Santa Rosa.

“En el FPB conocemos, analizamos y denunciamos en forma permanente desde nuestra constitución, la realidad social que vive nuestro país, donde las familias de menores recursos sufren día a día las más graves consecuencias del modelo neoliberal. Y entendemos que es a través de acciones  políticas que respeten la institucionalidad y surgidas del debate democrático que podremos revertirlas. Desde esta perspectiva ideológica, afirmamos que el FPB se planteaba cambiar la lógica de la política, donde los militantes fueran parte activa en una construcción conjunta que tuviera un espacio en el poder real, dentro del Movimiento Nacional y Popular”, expresaron en un comunicado los rupturistas.

Anunciaron que “por acciones inconsultas de integrantes del FPB pertenecientes al movimiento Evita, se planteó el debate en el que manifestamos la necesidad de mantener independencia de injerencias externas a nuestra organización. Quedaron expuestas  diferencias irreconciliables con el responsable en la provincia del Movimiento Evita Nacional, Leonardo Fabio (Tapera) Avendaño”.

“Por lo expuesto, a partir de la fecha, decidimos  retirarnos de  la organización política denominada Frente Peronista Barrial. Sostenemos que, como peronistas, nuestro compromiso está con el pueblo, y continuaremos manteniendo nuestros esfuerzos militantes para lograr el triunfo del proyecto encabezado por la fórmula presidencial Fernández-Fernández y por los candidatos provinciales del Frente de todxs”, completaron.

Firmaron Nelita Battista, Mariela López, Mónica Rodríguez, Mirta Pierrastegui, Sonia Ramos, Ana María Alcala, Pablo Ricci, Jesús Gregori, Julián Varela, Jorge Rojas y Gustavo Rodríguez.

La renuncia de los diez militantes es una fractura importante en el FPB. Mariela López estaba a cargo hasta ahora de la secretaría general y en Santa Rosa Nelita Battista -excandidata a intedenta en la capital- encabezaba la conducción.

"La verdadera colaboración no es alabar siempre, sino señalar los errores, hablando un lenguaje claro de realidad", señaló en las redes Battista.

Desde la vereda de los leales a Tapera también hubo mensajes. "Veo algunos compañeros enojados por la toma o por acompañar una toma de terrenos. Idolatramos a Milagro Sala y castigamos a un compañero. O es para todos la cobija o es para todos el invierno", sostuvo Damián Bustos, referente de la cooperativa de cadetes y miembro del FPB. 

La postura de Tapera

Avendaño había hecho declaraciones hace dos días sobre la toma de terrenos, en las que consideró "inevitable" las tomas por la crisis económica. "El culpable de toda esta crisis es el Gobierno Nacional”, señaló, aunque consideró que el Estado Provincial y Municipal debían hacerse cargo. “Tiene que haber una solución política”, dijo, para comprometerse a "acercar posiciones e intentar dialogar con los que están en la función pública”.

Este viernes al mediodía confirmó que la ruptura se produjo durante una reunión del FPB la noche anterior. “Hicieron saber sus diferencias. Una cuestión es el análisis político y otra es la cuestión social. Los compañeros que se han ido son buenos compañeros. Nos vamos a ver en las mismas caminatas y en los mismos lugares porque somos parte del proyecto de todos con la fórmula Fernández–Fernández. Cuando se calmen las aguas, nos volveremos a sentar y por supuesto que les deseo la mejor de las suertes, porque son todos compañeros respetados”, explicó en declaraciones a LU100.

“Si a mí me planteas que hay que respetar la propiedad privada, cosa que está bien porque estamos en una constitución y sistema liberal donde prima le meritocracia, los entiendo. Yo pienso que la tierra es un bien social y de quien la trabaja. Desde el Movimiento Evita planeamos una reforma agraria y quien les habla plantea una reforma urbana. Yo estoy del lado de la gente y me debo a la gente. Esos compañeros también, pero seguramente deben estar preocupados porque esto afecta a la fórmula Fernández–Fernández en plena campaña. Yo creo que no, que no se puede tapar el sol con las manos”, explicó.

“No acuerdan con compañeros de la base y que están empoderados y que no precisan de Tapera Avendaño. Soy unos más y me debo a ellos”, defendió su postura.

“Piensan que hay que respetar la institucionalidad hasta en los reclamos. Ahora, pongámonos en el lugar de una madre con muchos hijos ¿Piensan en mi institucionalidad o la tuya? No, actúan. Y en este caso reclaman el derecho constitucional a una vivienda. Son compañeros que no tienen nada de nada, son los últimos de la fila. Si me quieren correr con que dentro de la ley todo, fuera de la ley nada, voy a responder con que las bases van a avanzar con los dirigentes a la cabeza o la cabeza de los dirigentes”, contrastó.

“Son compañeros buenos, algunos hasta dijeron que el Movimiento Evita debía irse del Frente Peronista Barrial. Estas diferencias no quitan que soy diputado del Frente Peronista Barrial. Los que se han ido son todos buenos compañeros y respetables”, completó.

 

 

 

 

Temas en esta nota: