“Este señor ni siquiera ha leído la ordenanza”

El intendente y los concejales de Rancul intentaron aclarar algunos aspectos de la ordenanza sobre nocturnidad que generó varias polémicas. Los funcionarios se mostraron molestos con el subsecretario de Niñez y Adolescencia, Juan Pablo Bonino. 

El jefe comunal Horacio Castro defendió la ordenanza aprobada por los ediles de la localidad. “Estoy totalmente de acuerdo con la ordenanza que en ningún momento dice que no se puede salir de la localidad, simplemente lo que dice es que habrá una nueva manera de control, es decir que se va a pedir una autorización de papá o mamá para que los chicos entre 15 y 18 años puedan salir”, sostuvo el jefe comunal.

Aseguró que “la intención es que ellos también se hagan responsables del cuidado de los chicos. En Rancul, como en casi todos los pueblos de La Pampa, se permite el ingreso desde los 15 años a los boliches, cosa que no pasa en todos lados donde se reservan el derecho de admisión, más libertad que eso no se puede pedir”.

Según publicó Zonal Noticias, Castro indicó que “solo se está tratando que sea con más seguridad, que los padres tengan el conocimiento de que los chicos salen porque han solicitado un permiso y si lo firmaron es que están de acuerdo con que sus hijos vayan a bailar”.

Por su parte, el viceintendente Fernando Aciar expresó su malestar por las declaraciones vertidas por el subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Juan Pablo Bonino, quien repudió la ordenanza sancionada. Bonino había manifestado que la medida era “inconstitucional, anticonvencional, autoritaria y retrógrada. ¿A qué mente trasnochada se le ocurre que un pibe tiene que pedir autorización en una comisaría para salir de la ciudad?”.

Aciar se quejó porque “el subsecretario de Niñez y Adolescencia habló e hizo referencia a este Concejo de una forma que considero muy ofensiva, sin haber leído el texto de la Ordenanza”. También sostuvo que “nosotros jamás legislamos para que los menores tengan que pedir un permiso para salir de la localidad, simplemente hubo una directiva que nosotros dimos a conocer en una sesión ordinaria y eso fue lo único que hicimos, sí regulamos el uso de un carné para la entrada a los boliches de Rancul”.

Otro de los ediles, Claudio Cabrera, remarcó que “por lo que uno ha palpado en la población, 8 o 9 de cada 10 padres nos manifiestan que están totalmente de acuerdo con la decisión del Concejo Deliberante, y quiero dejarlo expuesto”.

Sobre los dichos de Bonino, Cabrera resaltó que “él nunca se comunicó con el Concejo Deliberante, entiendo que conoce la localidad porque nos ha visitado en otras oportunidades, pero sale a repudiar algo que no tiene fundamento porque ni siquiera este Señor, que es funcionario público, ha leído la ordenanza”.
Recalcó que “es su obligación como funcionario haber levantado el teléfono y haber tenido la delicadeza de pedirla para leerla antes de hacer esas declaraciones. Me parece una falta total como funcionario, por lo que le pido que si tiene un poquito de delicadeza, se retracte públicamente de sus dichos”.
En tanto, la edila Silvia Rinaudo aclaró que “en ningún momento ni nosotros ni la directiva que recibimos habla del permiso para salir de la localidad, es una autorización para entrar a otro boliche de otra localidad y creo que por ahí la forma de expresarlo, la forma en que se usa es lo que provoca la confusión”.

Temas en esta nota: