“Es histórico lo que se ha dado con el vuelco a la izquierda”

General Pico (Agencia) - Las performances superadoras que tuvieron Izquierda al Frente por el Socialismo y el Partido de los Trabajadores Socialistas en las Elecciones Legislativas motivaron a los partidos a ilusionarse con la posibilidad de transformarse en un futuro cercano en la “tercera fuerza” política y “la única oposición real” al PJ y Cambiemos. “Es histórico lo que se ha dado con el vuelco a la izquierda”, sostuvo Ayelén Pilcic, la candidata de IF quien se ubicó en el cuarto lugar en la provincia.

“Las elecciones se dieron tal cual lo imaginábamos, la polarización entre el PJ y Cambiemos era algo que se sabía que iba a pasar, que muchos votos se iban a ir para esos dos partidos”, consideró en términos generales la joven socialista.

“Nosotros aspirábamos a mantenernos, por lo que nos sorprendió que no solo nos mantuvimos, sino que también crecimos. Entonces es más que satisfactorio, sabiendo la campaña que hicimos, que realmente nos tomaran como una alternativa y además que hayamos quedado como la primera alternativa de izquierda. A nosotros, que tanto peleamos por la unidad, ahora nos posiciona un poco mejor esto”, evaluó en diálogo con El Diario.

Izquierda al Frente (IF) obtuvo en las Legislativas 4264 votos (2.02%), lo que significó un crecimiento de 476 sufragios respecto a las PASO, donde sumaron 3788 (1.9%). Pero no solo IF creció en este último acto eleccionario, sino que también le ocurrió al Partido de los Trabajadores Socialistas, liderado por Claudia Lupardo, el cual acumuló 4055 votos (1.92%), contra los 3583 (1.85%) de las Primarias, lo que significa que recibieron 472 sufragios más.

Observando los números, Pilcic indicó que “se han migrado votos en todos los partidos, menos en los de izquierda, ese es un análisis importante para hacer. El otro análisis, en el que tendríamos que hacer un poco de autocrítica, es que si hubiéramos sumado los dos partidos en un frente común hubiéramos quedado en un tercer lugar, eso también es importante para seguir discutiendo en el afán de conseguir la unidad”. La afirmación de la candidata a diputada nacional es acertada, ya que sumando los votos de IF y el PTS se llegaría a un total de 8319 (3.94%), con lo que hubieran desbancado al Frente Progresista, al que eligieron 7209 vecinos, lo que representa un 3.42% del padrón.

Cuestión de identidad

La referente de Izquierda al Frente consideró que los dos listados de izquierda absorbieron buena parte de los votos que el Socialismo aportó en su momento a la interna del Progresismo, en la que se impuso el GEN. El pasado domingo el FP logró 1374 votos menos que 13 de agosto, cuando las listas encabezadas por Juan Carlos Passo y Luis Solana sumaron 8583 (4.44%).

“Evidentemente se presentaron en un frente pero sin tantas cosas en común, entonces después empiezan a aparecer estos problemas de que por ahí el votante no se siente identificado con el que ganó la interna y vota a alguien que está más cercano a sus creencias”, explicó la candidata.

“Yo creo que es realmente importante pensar que, más allá de este voto a la derecha que se da a nivel nacional, se dio en la provincia un vuelco hacia la izquierda como alternativa de los trabajadores”, destacó.

Teniendo en cuenta que el movimiento no tiene antecedentes eleccionarios destacables en el territorio provincial, Ayelén Pilcic sostuvo que “es histórico lo que se ha dado en La Pampa con el vuelco a la izquierda, hay un sector importante de la población que quiere una alternativa que lo represente realmente. Cuando nosotros decíamos que el PJ no había sido una oposición real, era cierto, porque uno miraba las votaciones y siempre votaban a favor de Cambiemos. La gente está cansada de los políticos y sus falsas promesas, además de un gobierno que lleva tantos años en la provincia y por eso empieza a reclamar y a apoyar a partidos que realmente la representan”.

“Si nosotros unimos las dos fuerzas que realmente tienen un programa en común, se empieza a consolidar una tercera fuerza, algo que no logró Passo. Era demasiado pensar que realmente lograra el ‘uno, uno y uno’, porque el GEN no tiene una historia que lo pueda posicionar. Pero si nosotros vemos que las alternativas a la izquierda sumaron tanto apoyo, si es posible pensarlo, se sumaría mucho más gente que creería en esta opción real de oposición”, reflexionó por último la entrevistada.

Temas en esta nota: