“Apostamos al teatro como transformador social”

Desde el 14 al 27 de agosto, se desarrollará el Festival “3 Décadas de Andar”. Doce obras teatrales, talleres y una “Peña teatral” con espectáculos sorpresas.

El próximo lunes, a las 19 horas, en el Espacio de Arte “Eduardo Di Nardo” del Centro Cultural MEDASUR , el Grupo de Teatro “Andar” dará inicio al Festival “3 Décadas de Andar”; se pondrán en escena doce obras teatrales, encabezadas por actores y actrices que integraron el Grupo Andar durante estos 30 años.

Además se realizarán talleres y una “Peña Teatral” con espectáculos sorpresas.

Conformado en 1987 por tres egresados/as del Taller de Formación Actoral dependiente de la Municipalidad de Santa Rosa y un técnico de iluminación y sonido, Andar inició un camino que aún sigue construyéndose.

tres.andar

Su primer trabajo fue “La ciudad de los magos”, una adaptación de un cuento de Ruth Kauffman en 1987 y desde ese entonces, hasta hoy, trabajan en forma constante, promoviendo la inclusión y formación de nuevos/as integrantes, invitando a actores y actrices a sus propuestas, y coordinando talleres o capacitaciones.

En treinta años de trabajo, el grupo se caracterizó por la diversidad de sus producciones: títeres, técnica de clown, murga, teatro callejero o producciones de sala para adultos en diferentes formatos. “Un poco nos caracterizamos por la diversidad. Y eso tiene que ver con las ganas que teníamos y que tenemos de investigar, de aprender técnicas nuevas; y con una particularidad de nuestro grupo que tiene que ver con que constantemente fue pasando mucha gente”, cuenta Edith Gazzaniga, una de las fundadoras e impulsora de Andar, a Kresta. Y agrega: “La diversidad nos permitió conocer y utilizar herramientas que pensamos, incitan a la reflexión y al cambio; entonces las seguimos utilizando, porque apostamos al teatro como transformador de las realidades sociales”.

vidadeamelia

Durante estos años, el Grupo de Teatro Andar ha impulsado numerosas líneas de trabajo con áreas sociales, de salud y educación, donde trabajan problemáticas específicas, como por ejemplo la igualdad de género, la violencia, la adolescencia y la sexualidad, aplicando el teatro como disparador para el posterior análisis y reflexión.

Algunos de los trabajos que han presentado en numerosas escuelas y centros culturales del interior de la provincia son: “Cachos de la vida de Amelia”, “Aquí estoy; soy Ana”, “Rosa y celeste”, “Adolesexo”, “La familia Tetina”, “Colera no” y “Derribando muros”.

Además, han sido ganadores/as de varias fiestas provinciales y participado de fiestas regionales y nacionales.

El año pasado fueron elegidos/as como Premio Nacional a la Trayectoria Colectivo Teatral 2016 por el Instituto Nacional del Teatro, siendo el primer grupo teatral de nuestra provincia en recibir ese galardón.

Kresta - ¿Cómo surgió Andar?

Edith Gazzaniga - En el año 1984 empezamos el Taller de Formación Actoral, dependiente de la Municipalidad y dirigido por la bonaerense “Nani” Fornis. Fue un taller muy completo, con siete materias, que funcionó durante tres años. Marcelo González, Bibiana Grabowsky y yo, fuimos algunos/as de los egresados de la primera camada de técnicos teatrales. A partir de ahí, decidimos seguir trabajando juntos y al tiempo se sumó José Jerónimo.

Durante un año estuvimos trabajando en nuestro primer proyecto, la adaptación de “La ciudad de los magos”; un cuento de Ruth Kauffman, que finalmente estrenamos en agosto del ’87.

Después de esa obra, seguimos trabajando juntos y nunca paramos de hacerlo. Con distintas estéticas y formas, porque cada uno/a tenía inquietudes distintas.

El segundo trabajo, propuesto por José, fue trabajar con títeres, tomando narradores pampeanos. Así surgió “Los cuentos de aquí nomás”, a partir de recopilaciones realizadas por María Inés Giovanoni y María Inés Poduje. Más tarde, continuamos con los títeres de guantes. Con esta técnica nos fue muy bien y fuimos seleccionados/as para participar de la Fiesta Nacional del Teatro.

Paralelamente, hicimos “Ñonchas”, una creación colectiva a partir de situaciones que habíamos vivido nosotras como mujeres o que habíamos escuchado que otras mujeres habían transitado. Esa obra también fue seleccionada para participar en otra Fiesta Nacional del Teatro, que se hizo acá -la única vez- en el año ’93 o ’94.

Después de “Ñonchas”, incursionamos en la técnica del clown, impulsados/as por el pedido de realización de un video. Y nos gustó. Así que nos capacitamos en esa técnica. Y surgieron muchos trabajos. Es una técnica que seguimos trabajando hasta la actualidad junto con Marcelo.

nonchas 

K.- A lo largo de estos treinta años han producido obras cuyos géneros son muy diversos, ¿Cómo fue pasando eso?
E.G.- Un poco nos caracterizamos por la diversidad. Eso tiene que ver con las ganas que teníamos y que tenemos de investigar, aprender técnicas nuevas y con una particularidad de nuestro grupo que tiene relacionada con que constantemente fue pasando mucha gente. Por ejemplo, trabajamos con adolescentes y niños/as técnicas de circo en las calles, y ellos/as mismos nos pidieron trabajar con murgas. Entonces nos capacitamos y formamos el Murgón Amalaya, una murga que ya tiene más de 15 años.

Creo que la diversidad de obras que producimos tiene que ver con eso: con las ganas de pensar obras nuevas y con el constante flujo de personas que pasó y pasa por el grupo, que propone otras cosas. Siempre andan dando vuelta bastantes líneas de trabajo y no nos encasillamos en nada específico. Por otro lado, las producciones de sala para adultos siempre parten de una necesidad de decir y hacer. “Arlt Urgente” tuvo que ver con la incorporación de gente nueva; “Labyrinthus” surgió a través de un hecho real, la denuncia a un grupo religioso en nuestra ciudad. Y, además, hay otra parte de las propuestas que tiene que ver con lo social. El camino que iniciamos con las técnicas de clown, por ejemplo, nos permitió conocer y utilizar una herramienta que pensamos, incita a la reflexión y al cambio; entonces la seguimos utilizando porque aportamos al teatro como transformador de las realidades sociales.


K.- En los últimos años se formó Asociación de Trabajadores del Teatro Pampeano (A.T.T.P.), el Instituto Nacional de Teatro, se realizaron numerosas fiestas provinciales y nacionales. ¿Cuál es la importancia de estos espacios, instituciones e instancias para el teatro pampeano?
E.G.- La formación de la asociación fue impulsada por muchísimos grupos y fue muy imporante para nosotras/os. Ahí han surgido muchos grupos, y es un espacio que permite que se siga produciendo y más, y por el que circulan espectáculos de otros lugares. Eso es sumamente importante. Yo creo que es un referente importantísimo para el teatro pampeano.

En cuanto a las fiestas de teatro, ir implica mucho compromiso. Una no solo va a ver qué está pasando en el resto del país, porque también es una instancia de evaluación para una misma, que si se realiza con autocrítica te ayuda a crecer muchísimo. No solo por ver otras producciones, sino también porque hay capacitaciones, talleres, charlas. Por otro lado, participar de esas instancias permite conocer otras realidades. Hay gente que labura un montón en el interior, que se juega, que abre otros caminos, que aborda otras estéticas. Antes se veía un desnivel, si se quiere, respecto a Capital Federal; pero ahora eso no ocurre. Hay trabajos súper interesantes y excelentes. Creo que son esas dos cosas: mirar a los demás y mirarse a una misma críticamente, ¿no?

Y el INT está buenísimo que exista porque es un espacio donde una puede ayudarse a producir, a capacitarse, porque hay distintas becas y esto favorece muchísimo. No es todo. Antes se hacía teatro sin el Instituto. Ayuda. Creo que el INT tiene que ser un apoyo, pero no el motivador. Al igual que las fiestas.

Una se presenta porque tiene un trabajo y lo quiere mostrar y no a la inversa. Son herramientas que no deben impedir hacer lo que una quiere, desea. Siempre pensando en las características de las personas y en hacer una producción que sea de mayor calidad en todo sentido (vestuario, gráfica, etc.).

 

* Foto de portada tomada por Anabela Abram a la obra "Arlt Urgente".

Temas en esta nota: