Fanjul y Pasaman vuelven al banquillo de los acusados

Los médicos acusados son Carlos Fanjul y Ricardo Pasaman. Las audiencias se desarrollarán hoy y mañana y tres jornadas de la semana próxima. El juez designado para presidir el nuevo debate oral y público es Marcelo Pagano.

General Pico (Agencia) - Los médicos Carlos Eduardo Fanjul y Ricardo Andrés Pasaman enfrentarán a partir de hoy el segundo juicio por el “homicidio culposo” de Ana Belén Ceballos. Los galenos fueron absueltos en diciembre del año pasado, pero ante la apelación de la Fiscalía y Querella, el Tribunal de Impugnación Penal anuló la sentencia y ordenó que se realice un nuevo debate oral y público. La víctima falleció en el año 2011.

En abril del corriente año, el TIP dispuso que el Tribunal de Audiencia de General Pico realice un nuevo juicio y dicte una nueva sentencia, en la causa donde los médicos Carlos Eduardo Fanjul y Ricardo Andrés Pasaman habían sido absueltos del delito de “homicidio culposo” por aplicación del beneficio de la duda en perjuicio de Ceballos.

Los jueces de la Sala A, Carlos Flores y Pablo Balaguer, dieron lugar a los recursos de impugnación interpuestos por el querellante particular, Jorge Salamone, y la fiscala Ivana Hernández contra la sentencia dictada por el juez de Audiencia piquense, Carlos Pellegrino, el pasado 5 de diciembre, y declararon la invalidez de su sentencia, por entender que el juez piquense no analizó la “totalidad” de la prueba.

El TIP, en la parte resolutiva, hizo alusión al artículo 413 del Código Procesal Penal de La Pampa, que señala que “si hubiere inobservancia de las normas procesales, el Tribunal de Impugnación anulará lo actuado y remitirá el proceso al tribunal que corresponda, para su sustanciación.”

El mismo CPP establece que “si en el nuevo juicio se obtiene una absolución, esta decisión no será susceptible de impugnación alguna”.

El juez de Audiencia Marcelo Pagano fue el designado para presidir el nuevo debate oral y público por “homicidio culposo”, contra los médicos Carlos Eduardo Fanjul y Ricardo Andrés Pasaman, quienes contarán con los defensores particulares Sebastián País Rojo y Rodrigo Villa.

La Fiscalía seguirá siendo representada por Ivana Hernández, mientras que en la Querella continuará el abogado piquense Jorge Salamone.

El segundo juicio contra los galenos acusados comenzará hoy y continuará los días jueves 8, lunes 12, martes 13 y jueves 15 de noviembre.

Acusaciones

Durante el proceso anulado, se le había imputado a Fanjul haberle practicado a Ceballos, el 24 de agosto de 2011, una “colangio pancreatografía retrógrada endoscópica” en el sanatorio Santa Rosa, de la que resultó una perforación de duodeno, y además no haber tenido en cuenta los recaudos posteriores que exigía la “lex artis” (el criterio valorativo para calibrar la diligencia exigible en todo acto o tratamiento médico), para evitar cualquier riesgo o aumento de riesgo. La paciente falleció un mes después, el 29 de septiembre, en Buenos Aires.

Mientras que en el caso de Pasaman, la Fiscalía y la Querella habían señalado que ese mismo día, en la clínica Argentina de General Pico, y con posterioridad a la práctica realizada por Fanjul, no adoptó los recaudos mínimos que exigía la “lex artis” para evitar cualquier riesgo o aumento de riesgo.

Prueba

El juez del TIP, Carlos Flores, cuestionó la sentencia dictada por el juez Carlos Pellegrino. Y en tal sentido sostuvo que “el razonamiento que traduce la sentencia y las conclusiones a las que arriba no son el fruto de la totalidad de la prueba incorporada al proceso, sino que resulta arbitraria por incompleta, sesgada y parcial ponderación de la prueba incorporada, toda vez que deja de lado, conforme expresáramos supra, otras sin evaluar convenientemente, y que pueden variar o no la situación procesal de los encartados”.
Y concluyó que “en la sentencia atacada se conculcan las garantías constitucionales del debido proceso y del derecho de defensa de los endilgados, toda vez que la misma, no resulta ser una derivación razonada y lógica de la prueba colectada, toda vez que no se ha merituado otra de vital importancia que puede modificar el criterio sustentado y conmover el sustrato fáctico-jurídico del fallo impugnado”.

Temas en esta nota: