La Argentina pidió al FMI un crédito "stand by" de "alto acceso" por un monto no revelado y la respuesta del organismo podría demorar hasta seis semanas, según trascendió hoy en el marco de las negociaciones iniciadas en Washington por el equipo económico.