Incidentes en el juzgado de Esquel

Se transitan horas decisivas en el causa por la desaparición de Santiago Maldonado a raíz del hallazgo de un cuerpo a 300 metros río arriba del lugar de los incidentes del 1 de agosto en la Pu Lof Cushamen, último día en que se vio al artesano con vida.

Ante esto, un grupo de personas está haciendo guardia en la puerta del juzgado de Esquel a la espera de novedades y se vivió un momento de tensión cuando el ex juez de la causa, Guido Otranto, llegó al lugar.

Eran alrededor de 20 manifestantes controlados por un cordón de oficiales de la Policía Federal. Pero cuando llegó una camioneta y quien bajó fue Otranto, comenzaron los disturbios. Insultaron al magistrado, quisieron golpearlo -sin éxito- y luego atacaron a las fuerzas de seguridad, que custodiaron al magistrado dentro del juzgado.

Una vez adentro, tres encapuchados golpearon con puños y patadas a la policía que estaba en la puerta. Luego de una serie de golpes, los oficiales entraron al juzgado. Allí fue cuando los manifestantes rompieron el vidrio de una puerta.

En Esquel están a la espera de que se traslade el cuerpo encontrado a Buenos Aires para su reconocimiento. El avión en el cual viajará el cuerpo, con destino a la morgue judicial de la calle Viamonte dependiente del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema, es el mismo que trasladó al equipo de Cinotecnia, el equipo de canes entrenados que detectaron el cuerpo en el río Chubut en el rastrillaje de ayer.

Temas en esta nota: