Defensorías de la Niñez piden por la emergencia alimentaria


La Defensoría de la Niñez y la Adolescencia de La Pampa, junto a organismos similares de otras provincias, reclamó la declaración de la emergencia alimentaria, a tono con el planteo que vienen haciendo diversos sectores y que hoy se se tratará en el Congreso Nacional.

El defensor Juan Pablo Meaca advirtió que la crisis impacta con mayor fuerza en la infancia y fomenta la deserción escolar y el trabajo infantil.

Entre las defensorías de distintos puntos del país hubo encuentros en las últimas semanas, incluso con la participación de Unicef y de la Defensora nacional.

“Rescatamos un documento que teníamos de marzo de 2019, donde marcamos que la variable de ajuste no podía caer sobre la infancia. Se volvió a analizar el documento y el ajuste cayó sobre la infancia”, aseveró de manera analítica el funcionario.

Dijo que “en virtud del análisis, de las indicaciones que se realizaron en su momento que no se cumplimentaron, se volvió a sacar un documento donde se hace un análisis socioeconómico por la extrema gravedad de niñxs y adolescentes”.

En esa comunicación se señala expresamente “la necesidad que los fondos que están destinados para la niñez no se le puedan dar otro destino”.

“La necesidad de la emergencia alimentaria -destacó- proponemos y sugerimos mecanismos ágiles para garantizar a los comedores sociales, merenderos, escuelas, o cualquier dispositivo que se esté ocupando de alimentar a un adolescente, tenga la posibilidad sin una trama burocrática del alimento necesario”.

Meaca alertó: “La mitad de los chicos están comiendo en lugares asistidos, un tercero que no es la familia le garantiza el alimento”.

“La situación de pobreza es grave en todas las provincias, el contexto nacional las afecta a todas. Es cierto que hay diferentes formas de intervenir. En La Pampa, por ejemplo, a través del sistema educativo garantizan el plato de comida”, aclaró Meaca.

Temas en esta nota: