El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

  • Farmacias de turno del día 16 de mayo de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    AMERICA – Autonomista 1339 – Tel 415060
    CHANGOMAS – Av. Circ. Santiago Marzo 1550- Tel 4-23339
    DEL MUSEO - Pellegrini Nº 174 - Te: 4-13785
    LEAL – Rivadavia 101 – Te .4-20320
    PASCO - Yrigoyen Nº 123 - Te: 4-12910 // 4-22910

    GENERAL PICO

    CENTRO - Calle 12 N° 355 - Tel: 327992
    COLONIAL - Calle 111 Norte N° 448 (esq 10) - Tel: 434551
    URBEM PHARMA - Calle 11 N° 1616 - Tel: 333834
    VIDAL - Calle 33 N° 818 - Tel: 424946

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

Desalojos de familias con hijos e hijas, personas en situación de calle, lobby inmobiliario y Ley de Alquileres.

Los números que reveló el defensor de Niñez y Adolescencia Juan Pablo Meaca respecto de la cantidad de desalojos judicializados durante el año pasado estremecen: hubo 215 situaciones de ese tipo en que se llegó a los estrados del Poder Judicial para sacar del hogar a familias con hijos o hijas.

La conmoción es mayor si se toma en cuenta que ese sombrío panorama se potenció en los últimos meses, en que la crisis social se viene haciendo más evidente y de la que hay cotidianas manifestaciones de explosión, también a partir de desalojos o conflictos similares.

En la semana se pusieron en evidencia nuevos casos en Santa Rosa: familias que quedan a la intemperie y  desamparadas, personas en situación de calle que improvisan formas de instalarse en la vía pública. En síntesis, un panorama cargado de tristezas y complejidad.

A eso se suma que hay familias en mejor condición, con trabajo estable, que no la tienen nada fácil a la hora de garantizarse un techo bajo el cual vivir, puesto que entre la inflación y las ansias de rentabilidad de quienes manejan el negocio inmobiliario llegar al pago mensual de un alquiler se vuelve toda una presión, cuando no  directamente un drama.

Hay en esas certezas varias puntas para reflexionar: las respuestas a los conflictos sociales profundísimos -que tienden a agravarse a medida que se haga más inaccesible el acceso a las necesidades básicas- no aparecerán de la mano del mercado, ni por obra y gracia del azar. Tampoco será posible encontrar un poco más de equidad si los organismos estatales juegan a la "objetividad" y el "punto medio" y no se definen en favor de quienes más necesitan de ese respaldo.

Ya bien se sabe que el déficit habitacional en La Pampa atraviesa uno de sus peores momentos a partir de la sequía a que la condenó el gobierno neoliberal, y a la imprevisión que sobre esa problemática tuvieron los gobiernos provinciales, ahora tratando de remontar la cuesta en base a distintos programas.

Pero además de esos años funestos hay otra realidad que incluso vuelve a estar en debate en el Congreso Nacional, que trata nuevamente la Ley de Alquileres, pero en principio no para garantizar más derechos del eslabón débil de la cadena (inquilinos e inquilinas) sino para salir en auxilio del descontento del poderoso lobby inmobiliario.

Santa Rosa es un ejemplo muy concreto y potente: existe esa ola de desalojos, existe una enorme cantidad de viviendas deshabitadas y ociosas, pero sin embargo alquilar una casa modesta y sencilla se ha vuelto una quimera, puesto que el solo hecho de encontrar un lugar digno es complicado y superado ese obstáculo los precios y las condiciones que se menejan son directamente inaccesibles.

La mayoría del poder político representativo, sin embargo, ha preferido calificar a la última Ley de Alquileres como un "fracaso", en lugar de reafirmar las herramientas estatales para ejercer controles firmes y sistemáticos que propicien un poco más de justicia social.