El popularísimo vecino santarroseño, muy chistoso en la charla con su mozo predilecto con el que se junta casi todos los días para profundizar y no tanto en el céntrico bar-restaurante de la calle Pellegrini.

Beto Desuque: -Buenas, buenas, bueeeeenaaasss… ¿qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa, Fabio?
Mesero: -¡¿Y cómo querés que ande, Betito?! Te imaginarás… hoy no te escuché decir “salú la barra”… porque no hay nadie… y no te podés quedar a tomar el cafecito de siempre.

Beto Desuque: -Ya sé, me imagino. Un garrón y un bajonazo. Te vengo a comprar algunas medialunas y me las llevo a casa. De vuelta al rol de “delivery”.
Mesero: -¿¡Quién lo hubiera dicho?! Con lo bien que veníamos…

Beto Desuque: -Pasa en las mejores familias. Hay que armarse de paciencia otra vez, y esperar a que no haya taaaaantos casos… aunque esta vez se nos disparó, che.
Mesero: -Y sí.

Beto Desuque: -Pensar que ya habían tirado la del turismo interno, en los clubes había funcionamiento, en los gimnasios, ni te digo acá en los bares… hasta veníamos pensando en el regreso de las clases. Y de pronto, pum, todo para atrás.
Mesero: -Todo para atrás.

Beto Desuque: -Sí. Pasamos a la “fase retranca”. Más retranca que con Vicentín o el impuesto a la riqueza. Je.
Mesero: -¿Vos decís? ¿Eso queda en la nada?

Beto Desuque: -Ponele. Veo que hay mucha demora, muchos vaivenes, idas y venidas… cosas que pasan cuando alguien tiene ganas de hacer algo -ponele- pero en realidad no puede.
Mesero: -¡Hasta sin autocine nos quedamos!

Beto Desuque: -Y sí. Ni autocine, ni lagunas, ni parques, ni asados con la flía. Se acabó la joda. Je.
Mesero: -Se acabó la joda por tanto joder…

Beto Desuque: -Ponele. Justo que lo del turismo interno se estaba poniendo tan lindo…
Mesero: -¿Por qué decís?

Beto Desuque: -Digo… por la serie de atracciones que empezaba a tener la provincia…
Mesero: -No sé si estás ironizando…

Beto Desuque: -No, no. Fijate lo de la nevada en el suoreste, por ejemplo. En 25 de Mayo y la zona. ¡Muñecos de nieve! ¿Cuánto hace que no se veía algo así? Turísticamente, un golazo.
Mesero: -Ajá.

Beto Desuque: -Y en Santa Rosa sigue vigente el turismo aventura, por ejemplo. La cantidad de pozos y de calles cerradas que hay hacen un circuito hermoso para andar jugueteando. Una especie de laberinto.
Mesero: -Ajá.

Beto Desuque: -Incluso eso se puede mechar con acertijos en la Avenida Perón, aprovechando que no hay acuerdos entre las munis de Santa Rosa y Toay.
Mesero: -¿Cómo sería?

Beto Desuque: -Algo que otorgue puntaje, no sé… “adivine cuál es la máxima: 60 o 70”… o “adivine quién tiene prioridad: el de la rotonda o el de la avenida”. Je.
Mesero: -Ajá.

Beto Desuque: -Te noto un tono escéptico… pero hay otros casos de turismo de relajo total…
Mesero: -A ver…

Beto Desuque: -Por ejemplo: ¿dónde encontrás, en este momento de pandemia mundial, una localidad como Santa Isabel, que te pueda ofrecer una semana completa sin conexión a internet?
Mesero: -Je.

Beto Desuque: -Eso no tiene precio: te desenchufás al a fuerza. Si no descansás ahí, no descansás en ningún lado.
Mesero: -Vos jorobás con esas cosas porque no te afecta el bolsillo de manera directa, Betito.

Beto Desuque: -Ponele. Pero ya sé, Fabio, no te malcopés. Ya sé que esta marcha atrás también es un golpe a la economía. Y más a la de ustedes, los bares, la gastronomía…
Mesero: -Y sí.

Beto Desuque: -Menos mal que hay tipos que tienen ideas luminosas para salir del pozo.
Mesero: -¿Por qué decís?

Beto Desuque: -He visto que el diputado nacional Maquieyra sacó un proyecto para crear empleo joven. Un genio.
Mesero: -¿Me estás hablando en serio, Beto?

Beto Desuque: -Yo sí. Él no sé. Estuvieron en el gobierno cuatro años haciendo pelota todo, pymes, empleos y jóvenes. Y ahora se le ocurre esto.
Mesero: -¿Y cómo haría?

Beto Desuque: -Muy PRO. La de siempre: dejan que las empresas paguen menos impuestos si meten en su personal a jóvenes.
Mesero: -Ah, bué.

Beto Desuque: -Y es lo que hay.
Mesero: -Digamos que no ha sido una semana de buenas noticias, ¿no?

Beto Desuque: -Digamos. A no ser que apuntemos, ponele, lo de la Sala Mareque.
Mesero: -Ni idea qué es eso.

Beto Desuque: -La Sala Mareque, del Centro Municipal de Cultura. Vuelve a ser para el arte. Estaba funcionando una rotisería.
Mesero: -Ah…

Beto Desuque: -Sí, sí. Pasamos de las hamburguesas a las obras de arte, otra vez, como tiene que ser, ponele.
Mesero: -Lo que vi también es que arrancaron con lo del cannabis medicinal…

Beto Desuque: -Ponele. Despacito, en ese caso, despacito, despacito, despacito… pero bueno, el proyecto está. Apareció.
Mesero: -¿Y vos decís que va a andar? ¿Va a ir para adelante?

Beto Desuque: -Y ojalá. Ahora estamos golpeados porque tuvimos una mala semanita, Fabio. Pero ya va a pasar el invierno. Siempre que llovió paró. Y si en la ciudad encaramos lo del cannabis capaz de cambiamos de fase y todo…
Mesero: -¿Cómo sería?

Beto Desuque: -Y… salimos de la actual fase “retranca” a la fase “re tranca”.