El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

El acusado tiene 23 años de edad y es de apellido Giménez. El herido, un conocido vecino del barrio, sigue internado aunque recuperándose.

El joven acusado de la brutal agresión con un palo a un vecino del barrio Río Atuel de esta ciudad seguirá detenidos con otros 60 días de prisión preventiva. La decisión se tomó luego de una audiencia judicial que pidió el fiscal Andrés Torino, a cargo del caso.

El acusado tiene 23 años de edad y es de apellido Giménez. Seguirá preso, al menos, hasta el próximo 13 de marzo.

El herido, un conocido vecino del barrio, sigue internado aunque recuperándose en el Hospital "Dr. Lucio Molas". Se trata de Cristian "Toti" Orona, de 38 años de edad.

"Ya no está en terapia, se encuentra en etapa de recuperación", había confirmado este fin de semana a El Diario el nuevo jefe de la Seccional Primera, comisario Pablo Trincheri,

Giménez ya fue puesto bajo una rueda de reconocimiento y se está cotejando su ADN con el palo que usó como arma y que fue secuestrado en la escena del hecho. Está imputado de "lesiones gravísimas".

El acusado cuenta con la defensa del abogado Mariano Gualpa. El primero fiscal que intervino en el caso, Oscar Cazenave, ya tomó varios testimonios de algunos vecinos y vecinas del barrio.

Orona recibió el ataque el pasado 11 de diciembre, poco después de las 17 horas, dentro del barrio, en la senda peatonal de la manzana 5, ubicada entre las calles Corona Martínez y Schmidt. Sufrió "fractura de cráneo" y estuvo varios días internado en terapia intensiva, incluso conectado a un respirador artificial.

Las y los vecinos que presenciaron la brutal agresión dijeron que el herido "cayó desmayado" tras el primer golpe. Y que luego el agresor, cuando estaba en el piso inconsciente, le aplicó dos más: otro en la cabeza y un tercero en la espalda.

Cuando dos conocidos de la víctima intercedieron en la pelea, el atacante se dio a la fuga. En el lugar trabajó personal de la Seccional Primera y de la Agencia de Investigación Científica.