Campo

Alternativa ante la seca: siembra en surco profundo o siembra vertical

La provincia de La Pampa está atravesando un severo y prolongado período de sequía producto de un otoño inusualmente seco.

Para complicar más el panorama, sabemos que nuestro clima tiene baja probabilidad de aportar precipitaciones importantes durante el invierno, con lo cual todo hace pensar que hasta fines de agosto o inicios de septiembre (en el mejor de los casos) no vamos a tener lluvias en cantidad necesaria en la región. Dicho esto, tenemos que desplegar todas las estrategias que estén a nuestro alcance para adaptarnos al contexto climático de bajo nivel de humedad que nos toca atravesar, para lograrlo transitar de la mejor manera posible.

En esta misma columna ya hemos estado dando información en ese sentido y en esta oportunidad seguiremos por esa senda, abordando esta vez cuestiones referentes a la siembra con escasa humedad en la cama de siembra, pero con humedad por debajo de la misma. Para ello vamos a valernos del "surco profundo", una tecnología tan antigua como vigente y de la cual mucho ha trabajado al respecto nuestro querido INTA.

Si analizamos la lluvia caída en lo que va del año en la mayor parte de la provincia advertimos que el registro absoluto no es malo, ya que en la mayoría de los casos ronda los 400 milímetros. El inconveniente radica en la distribución que ha tenido, ya que casi todos esos milímetros precipitaron durante los meses de verano. En lo que es estrictamente el otoño precipitaron en el mejor de los casos solo el 25 % de ese total.

De lo expuesto se deduce que, si bien los cultivos de verano se vieron fuertemente favorecidos, los lotes que contaron con la reserva de humedad necesaria para implantarse con verdeos o cereales de invierno fueron solo aquellos en los cuales se realizó un barbecho durante los meses de enero o febrero.

En lo que respecta a siembras sobre rastrojos de cosecha gruesa es muy poco lo que se ha podido implantar en condiciones aceptables, puesto que la humedad necesaria para el nacimiento de los cultivos está muy profunda. Sumado a ello, el frío imperante en la zona esta provocando demoras en los nacimientos de las sementeras de trigo de hasta 40 días, lo cual si bien no es un problema en sí mismo, tiene el efecto de que quienes esperan ver el nacimiento de los cultivos de aquel productor que se animó a sembrar, para luego ellos tomar la misma actitud, no logran advertir la emergencia del cultivo, demorando de este modo su propia siembra y el tiempo es un factor que nos juega en contra, ya que entramos en la fase final de la ventana de siembra.

Refiriéndonos a cuestiones técnicas relacionadas a la columna de hoy, debemos decir que en teoría existen tres tipos de forma de siembra:

1.Surco sobre nivel.

2.Surco a nivel.

3.Surco bajo nivel o surco profundo. En este ítem se circunscribe también la siembra vertical.

El surco sobre nivel en general se emplea en sistema de riego por inundación y la semilla se deposita por sobre el nivel natural del suelo. El surco a nivel es el más difundido, consiste en dejar una cama de siembra uniforme y al nivel natural edáfico para implantar la semilla. En general éste se emplea para sistemas de secano con buen régimen pluviométrico o para zonas de riego por aspersión.

Finalmente, está el surco bajo nivel o surco profundo, el cual se emplea en zonas de secano marginales, con la doble funcionalidad de buscar en profundidad la humedad necesaria para lograr la germinación de los cultivos, y además antes registros pluviométricos exiguos aumentar la precipitación efectiva sobre la línea de siembra gracias a confeccionarse una especia de "mini canal a cielo abierto" que se llena de agua con muy pocos milímetros de lluvia ayudando en la hidratación de la semilla.

En sistemas extensivos de producción la siembra en surco profundo está limitada a espaciamiento entre surco de 26 centímetros o más, a menos que se emplea la tecnología australiana de siembra vertical, de las cuales la marca más conocida es "Flexi Coil" con muy poca difusión actualmente en Argentina.

Respecto a la primera opción, diremos que consta de una cuchilla para cortar el rastrojo, seguida de una bota o reja la cual también se emplea para la fertilización profunda, luego un sistema de doble disco con rueda caucho envolvente para el control de la profundidad de siembra, y finalmente un órgano tapador, que para ambientes marginales conviene que sea una rueda maciza con terminación en "V" para permitir tapar siguiendo la forma de "canal a cielo abierto". De esta manera podemos enterrar la semilla de trigo unos diez a doce centímetros respecto de la línea del suelo, pero que quede tapada por una capa de no más de seis a ocho centímetros de tierra, compatible con una buena emergencia del cultivo.

Esta tecnología fue ampliamente empleada anteriormente en las Inter sembradoras de pastura y para las siembras con "lister" en convencional. Con la llegada de la siembra directa se fue perdiendo como alternativa de implantación de cultivos, pues genera algunos desafíos operativos en cuanto al manejo y tránsito del rastrojo.

Actualmente algunas fábricas de sembradoras nacionales ofrecen este diseño de tren de siembra que mencionamos por pedido del productor, a partir de los veintiséis centímetros de siembra entre surco o más. Si bien para algunos productores podría parecer una distancia excesiva para implantar cereales de invierno, podemos afirmar que en ambientes marginales se han hecho experiencia en siembras de hasta treinta y cinco centímetros entre surco, sin perder potencial de rendimiento respecto de menores espaciamiento, aún en años buenos, lluviosos y de alta producción en kilos por hectárea.

En resumen, estamos en una región semiárida y si bien tenemos ciclos húmedos que elevan la productividad de los potreros coyunturalmente, debemos trabajar siembre pensado en la sequía que está por venir, desarrollando todas las estrategias defensivas de las cuales disponemos como siembras ralas, reservas forrajeras, barbecho químico y en años extremos como el actual, recurrir a "artillería un poco mas drástica" como puede ser el surco profundo o la siembra vertical.

Mariano Fava- Ingeniero Agrónomo

Posgrado en Agronegocios y Alimentos

@MARIANOFAVALP

También te puede interesar...