La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 2 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    AMERICA – Autonomista 1339 – Tel 415060
    CHANGOMAS – Av. Circ. Santiago Marzo 1550- Tel 4-23339
    DEL MUSEO - Pellegrini Nº 174 - Te: 4-13785
    LEAL – Rivadavia 101 – Te .4-20320
    PASCO - Yrigoyen Nº 123 - Te: 4-12910 // 4-22910

    GENERAL PICO

    CENTRO - Calle 12 N° 355 - Tel: 327992
    COLONIAL - Calle 111 Norte N° 448 (esq 10) - Tel: 434551
    URBEM PHARMA - Calle 11 N° 1616 - Tel: 333834
    VIDAL - Calle 33 N° 818 - Tel: 424946

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

Una encuesta de La Academia Estadounidense de Medicina del Sueño reveló que el 60 por ciento de las personas manifestó tener problemas de insomnio relacionados con la pandemia, y casi la mitad reveló que la calidad de su sueño había disminuido.

El insomnio es un trastorno bastante común en las personas. Ocurre cuando se tiene problemas para conciliar el sueño o cuando la persona se despierta regularmente antes de lo deseado, a pesar de haber tenido la posibilidad de descansar durante toda la noche. Las causas, los síntomas y la gravedad del insomnio varían de una persona a otra.
Durante la pandemia por el COVID-19 aumentaron mucho más las consultas de pacientes con insomnio, debido a la angustia que genera la situación. Los especialistas médicos advierten que habría que incluir el asunto dentro de la política de salud mental de cada país por el impacto que puede dejar en la población.
La "Academia Americana de Medicina del Sueño" en Estados Unidos había realizado una encuesta el año pasado que reveló que el 20 por ciento de las personas decían tener problemas para dormir en el contexto de la pandemia. La encuesta se repitió 10 meses después en marzo pasado. Esas cifras aumentaron drásticamente.
Aproximadamente el 60 por ciento de las personas manifestó tener problemas de insomnio relacionados con la pandemia, y casi la mitad reveló que la calidad de su sueño había disminuido, a pesar de que las tasas de la infección por coronavirus hayan disminuido en ese país. Las dos causas fundamentales de la “Insomdemia” son los niveles de estrés y ansiedad muy presentes en el contexto actual.

insomnio b

Efectos a largo plazo

Los efectos del insomnio pueden afectar casi todos los aspectos de su vida. Los estudios muestran que el insomnio afecta negativamente el desempeño laboral, afecta la toma de decisiones y puede dañar las relaciones sociales. El insomnio puede afectar el estado de ánimo como problemas para concentrarse; sentirse deprimido, ansioso o irritado. En la mayoría de los casos, las personas con insomnio informan una peor calidad de vida en general.

Este trastorno puede debilitar el sistema inmune, reducir la memoria y la capacidad de atención, hasta aumentar la probabilidad de padecer afecciones crónicas como la depresión, la diabetes de tipo 2 y las enfermedades cardíacas. En el caso de las personas mayores de 50 años, dormir menos de seis horas por noche puede incluso aumentar el riesgo de demencia.

Un estudio de la Academia estadounidense encontró en sus resultados que personas con problemas para conciliar el sueño en 2002 tuvieron un deterioro cognitivo en 2016.

Específicamente, los problemas derivaron en una memoria episódica, función ejecutiva, lenguaje, velocidad de procesamiento y rendimiento visuoespacial más deficientes.

Recomendaciones

Además de recomendar la telemedicina, que es una herramienta eficaz para el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos del sueño, ponemos a consideración algunos tips para mejorar el sueño:

1. Acuéstate con optimismo: no te vayas a la cama preocupado o pensando que no vas a poder dormir. Haz un esfuerzo porque tus pensamientos sean positivos.

2. Crea un ambiente relajante en tu dormitorio: tu habitación debería estar acondicionada para facilitar tu reposo. Regula la intensidad de la luz y de la temperatura (a través del aire acondicionado o la calefacción) y evita encender la radio, televisión y los dispositivos electrónicos que no faciliten ese clima de relajación.

3. Aliméntate bien: no debes llegar a la cama con cansancio por no haber ingerido las calorías suficientes. Es importante que te alimentes adecuadamente, porque la carencia de unos mínimos de calorías aumentará tus niveles de cortisol, la hormona del estrés. No consumas demasiado café, bebidas que contengan estimulantes o alimentos repletos de edulcorantes artificiales.

4. Haz ejercicio moderado: el deporte es vital para llevar una vida sana, pero no hay que excederse. Está científicamente comprobado que la actividad aeróbica mejora la calidad y cantidad de nuestro sueño, por eso es una gran idea que salgas a correr al menos una hora a la semana.

5. Aléjate de pantallas: los ritmos circadianos afectan a nuestro cuerpo, y estos, a su vez, se ven afectados por la recepción de luz. Utilizar excesivamente el móvil, tableta o el ordenador antes de dormir es exponernos a fuentes de luz en horas inadecuadas, y esto genera problemas de sueño.

6. Ponte medias: acostarte con los pies tapados ayuda a que concilies el sueño más rápido. La regulación del calor corporal es muy importante en el ciclo de sueño, por eso llevar calcetines ayuda a normalizar la temperatura interna.

7. Haz uso de la fitoterapia: esta terapia natural consiste en el consumo de productos de origen vegetal para la prevención, curación o alivio de ciertos síntomas. La valeriana, pasiflora y amapola de California pueden convertirse en tus mejores aliados.