La tapa de EL DIARIO de hoy

Una médica del Centro Asistencial que fue aislada y sancionada (por no cumplir medidas de bioseguridad) denunció por maltratos y persecución al director, pero la FIA desestimó la denuncia. Consideró que las medidas adoptadas corresponden a la autoridad sanitaria. 

La Fiscalía de Investigaciones Administrativas -en una resolución del mes de febrero publicada recientemente- inició el expediente por la denuncia de la médica. Primero señaló a maltratos e insultos verbales y después amplió a persecución, discriminación y acoso. Y responsabilizó al director del Centro Asistencial.

“Todo el tiempo discriminada de ejercer mi derecho de no inocularme”, afirmó en su presentación. Dijo que fue aislada sin darse los supuestos de un contacto estrecho.

La médica fue sancionada por la falta de cumplimiento de las medidas de bioseguridad. Una nota de otros agentes de Salud revelaron la situación y reclamaron por ese proceder.

Medidas de Salud

La Dirección de Epidemiología -ante la consulta de la FIA sobre las medidas adoptadas con el personal de salud que no se vacunó, explicó que las medidas se tomaban a partir de la definición de contacto estrecho. Esa dirección recomendó la “Inmunización a toda la población y fuertemente al Equipo de Salud por ser Personal de Riesgo".

Del análisis de los testimonios y de los dichos de la propia agente, la FIA consideró que “no surge el maltrato denunciado”.

Además, respecto al aislamiento denunciado, la Dirección de Epidemiología informó que "la decisión de la autoridad sanitaria local confiando en su buen juicio y conocimiento de las normativas vigentes en ese momento".

La FIA consideró que, siendo el director del hospital, la autoridad con competencia para determinar el aislamiento por exposición a COVID 19, esa decisión no resulta revisable por este organismo administrativo.

También señala que el decreto de emergencia sanitaria estableció un plan de vacunación al personal estratégico. Y que la vacunación contra el Covid-19 se constituye en una “política de estado”.

 

La FIA citó una resolución de la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Nación que dispuso que quienes decidieron no inocularse podían acceder a información sobre la vacuna. “De continuar con la decisión de no vacunarse, deberán firmar una nota con carácter de Declaración Jurada, expresando los motivos de su decisión y comprometiéndose a tomar todos los recaudos necesarios para evitar los perjuicios que su decisión pudiere ocasionar al normal desempeño del equipo de trabajo al cual pertenece, debiendo cumplir también con sus prestaciones en modalidad presencial", señala
Por eso, la FIA sostiene que “tanto en el ámbito privado como en el público se apela a la buena fe de quien decide no vacunarse, para adoptar las medidas y recaudos necesarios para evitar perjuicios que su decisión individual pueda ocasionar en sus respectivos espacios laborales”.

 

Añade que “al no ser obligatoria la vacunación contra el COVID 19, no puede obligarse a quienes integran la Administración Pública a vacunarse, pero la decisión individual de no hacerlo, implica maximizar las medidas de precaución y protección y asumir el trato diferenciado, con fundamentos sanitarios, que el estado adopte al respecto”.

De todos modos, la FIA menciona la definición de la Cámara Federal de Mar del Plata que sostuivo que “teniendo en cuenta que ningún derecho es absoluto, no sólo deben ponderarse los derechos del paciente a un trato digno, a su intimidad y a su autonomía de voluntad, sino también el contexto social y jurídico que deviene de la pandemia de Covid-19 que azota al mundo, y que requiere necesariamente de la toma de decisiones en el marco de las políticas públicas en materia de salud que cada Estado implemente".

Finalmente la FIA remarca que “las mayores exigencias de cuidado y el trato diferenciado-sobre la base de criterios sanitarios y en pos del bien común, estimo no constituyen maltrato laboral ni discriminación”. Pero advierte que “ello debe por supuesto, realizarse en un contexto laboral de respeto y estricto cumplimiento de protocolos sanitarios, más aún, tratándose de un Centro Sanitario y de personal de salud”.