El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

Las personas beneficiarias de planes sociales nacionales tuvieron que reempadronarse. Dirigentes sociales denunciaron que desde Desarrollo Social promovieron, para debilitarlas, que presten la contraprestación en el estado en vez de en sus actividades o proyectos.

 El dirigente de la Corriente Clasista y Combativa, Walter Brandimarte, y el diputado provincial de FreJupa, Leonardo Avendaño, referente del Movimiento Evita, denunciaron este viernes que el ministerio de Desarrollo Social de la provincia colaboró en el reempadronamiento de beneficiarios de planes sociales nacionales, pero a condición de que esas personas brinden una contraprestación para el estado provincial en vez de hacerlo en actividades de esas organizaciones.

"Quieren debilitar las organizaciones sociales, lo entendemos como un ataque. Quieren cooptar votos y precarizar a personas en el ámbito provincial. Nos duele porque las organizaciones sociales hemos acompañado todas las medidas del gobierno durante la pandemia", dijo el referente de la CCC.

Por su parte, el diputado provincial Leonardo Avendaño, aseguró que "es una actitud de rapiña, se comportan como saqueadores nocturnos y no lo vamos a permitir".

La denuncia la hicieron en nombre de "Los Cayetanos", que nucléa, además de las CCC y el Evita, al Frente Popular Darío Santillán y Somos Barrios de Pie.

 

"Nos quieren desmantelar"

Brandimarte y Avendaño brindaron una conferencia este viernes. Allí el militante de la CCC denunció un "atropello" del ministerio que encabeza Diego Álvarez. "Están trabajando para desmantelar, debilitar y cooptar compañeros", dijo.

Explicó que entre el 15 de abril y este sábado las personas que tienen un plan del programa Potenciar Trabajo debían reempadronarse para seguir cobrando. "Es una medida muy buena", aclaró Brandimarte.

  Dijo que el trámite es individual y que desde las organizaciones ayudaron para regularizar la situación. Sin embargo, contó que detectaron que trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social "llamaron uno por uno y les prometieron reempadronarlos pero vinculándolos a la administración pública y no a las organizaciones sociales".

 "De esa forma se llevan un gran número de compañeros quién sabe con qué fines, aunque entendemos que es para debilitarnos, lo sentimos como un ataque", precisó.

"Tiene que ver con un fin electoral, para cooptar votos y en la contraprestación van a precarizar a personas en el ámbito provincial", interpretó. "Nos duele mucho porque acompañamos al gobierno en la pandemia y para paliar el hambre, pero ahora nos encontramos con esto", resaltó.

Brandimarte aseguró que cuentan con audios de trabajadores de Desarrollo Social como prueba de la situación que denunciaron. "Les indican los pasos que tienen que cumplir para entrar a la órbita provincial. Esto es un golpe a las organizaciones sociales", insistió.

 

Contención, no electoralismo 

Por su parte, Avendaño -que es diputado provincial del oficialismo- no se privó de criticar la metodología de Desarrollo Social. "No voy a permitir que debiliten a las organizaciones. Tengo en claro, por conciencia de clase, a donde pertenezco", aclaró.

"Las organizaciones sociales somos quienes contenemos en la calle y en la ducha diaria desde un comedor hasta las promotoras sociales. Nuestras compañeras y compañeros están para la contención no para una lucha electoral", concluyó.