La tapa de EL DIARIO de hoy

El presidente ruso dijo que así será más fácil negociar, porque el gobierno ucraniano actual es "na banda de drogadictos y neonazis".

El presidente ruso Vladimir Putin llamó a los militares de Ucrania a tomar el poder y aseguró que con ellos "será más fácil llegar a un acuerdo" para poner fin a la operación militar rusa iniciada este jueves.

"Tomen el poder entre sus manos. Me parece que será más fácil negociar entre ustedes y yo", lanzó Putin al ejército ucraniano en una intervención en la televisión rusa. El presidente ruso afirmó que no combate a unidades del ejército sino a formaciones nacionalistas que se comportan "como terroristas" usando a civiles "como escudos humanos".

Putin calificó al gobierno ucraniano de "banda de drogadictos y neonazis" y epitió que la operación militar rusa en Ucrania es para combatir a "terroristas" y "neonazis".

Luego de que el presidente ucraniano Volodímir Zelenski pidiera a Vladimir Putin que se siente a una mesa de negociación, el vocero del Kremlin expresó que Rusia está dispuesta a enviar a Minsk una delegación para iniciar conversaciones con Ucrania. Mientras tanto, las tropas rusas avanzan en Kiev.

El segundo día de la operación militar de Rusia en Ucrania se inició en la madrugada con al menos dos fuertes explosiones en el centro de Kiev, con edificios civiles afectados, y al promediar la mañana se registraban disparos y explosiones en algunos barrios de la ciudad.

El presidente ruso, Volodímir Zelenski, pidió a Vladimir Putin que se siente a una mesa de negociación y el Kremlin respondió que está dispuesto a enviar a una delegación a Minsk.