La Pampa

Entre pocillos: Malestar colectivo

El popularísimo vecino santarroseño Beto Desuque, en la dominical mañana de ayer, dialogando con su mozo predilecto en el restobar de la calle Pellegrini por donde pasa todos los días a beber y comer algo y conversar sobre futbolismo, politiquería, filosofía no tan barata y zapatos de goma.

Beto Desuque: - Buenas, buenas, buenas, bueeenasss… ¿qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá, qué se cuenta, qué dice la barra?

Mesero: - ¡Hola Betito! ¿Cómo te va? Estaba esperando ansiosamente tu sabia mirada sobre la actualidad. ¿Vos que contás?

Beto Desuque: - Acá estamos. Alunado.

Mesero: - Epa. ¿Estás enojado?

Beto Desuque: - No, no. Literalmente alunado. Copado por la luna que hubo estos días, impresionante plenilunio.

Mesero: - Ah, bué. Viniste en plan romántico.

Beto Desuque: - Ponele. ¿Y qué pasa? ¿Está mal?

Mesero: - No, no. Para nada.

Beto Desuque: - Se ve que la luna llena influyó en el equipo de Boca y metimos partidazo contra los sojeros para pasar de fase en la Copa…

Mesero: - ¿En la Copa? En la Copa Argentina…

Beto Desuque: - Y bueno, sí… es el consuelo que nos queda, ¿qué le vamos a hacer?

Mesero: - ¡Qué patada criminal le dieron al Changuito Ceballos!

Beto Desuque: - Ni me digas. Más mala leche que algunos políticos y operadores…

Mesero: - ¿En quién estarás pensando?

Beto Desuque: - No, mejor ni te digo. Ahora resulta que si criticás a la manga de caraduras de los medios porteños te acusan de censurador…

Mesero: - ¿Lo decís por el escandalete que se armó con Viviana Canosa?

Beto Desuque: - Ponele. Dejate de joder. Flor de personaje dañino. Y tener que aguantar, por ejemplo, que la diputada Sandra Fonseca salga a bancarla como si fuera una carmelita descalza… ¡por favor!

Mesero: - Y bueno. Tal para cual.

Beto Desuque: - Falta que el tiernismo salga a promocionar el dióxido de cloro, nomás. Qué país generoso, hermano.

Mesero: - Hay como una mala onda que genera toda esta gente, ¿no?

Beto Desuque: - ¿¡Y qué te parece?! Esos medios, esos "comunicadores" y esas "comunicadoras", como se dicen, viven del odio. Se la pasan generando resentimiento y malestar. Y cuando les conviene se dicen "periodistas", pero son cualquier cosa. Son esencialmente difusores de odio.

Mesero: - Bueno, tranquilo Beto. No te llenes vos también de mala onda.

Beto Desuque: - Hablando de malestar colectivo… aumenta el boleto.

Mesero: - Ah, sí. El boleto de colectivo.

Beto Desuque: - Justamente. La opo no le quiso levantar la mano esta vez a Copete.

Mesero: - Eso ví. Le rechazaron el aumento.

Beto Desuque: - Sí. El concejal Pera Ibarguren, de la UCR, fue el que llevó la voz cantante. No me lo imagino tomando el micro. Je. Pero bueno…

Mesero: - Bueno, si es por eso a Copete tampoco me lo imagino yendo a los barrios en el colectivo…

Beto Desuque: - Pero fijate que Lucas Rojo, que es un asesor de la Municipalidad, salió a decir que Di Nápoli es un dirigente que se parece a su pueblo…

Mesero: - Ajá. ¿Y eso por qué?

Beto Desuque: - Fue una respuesta al Movimiento Evita. Liliana Tomasso salió a decir que le gustaría un intendente que se parezca más al pueblo…

Mesero: - Ah.

Beto Desuque: - Te digo que hay antiguos cumpas de Tomasso y el diputado "Tapera" que le piden lo mismo a ellos, pero bué… es otro tema.

Mesero: - ¿Y vos decís que Copete se parece o no se parece a su pueblo?

Beto Desuque: - Y bueno… digamos que es intendente de Santa Rosa, ¿no?

Mesero: - ¿Y con eso qué querés decir?

Beto Desuque: - Y… ponele que es una ciudad capital, no un polo industrial… hay mucha burocracia, hay mucho comercio, mucho profesional, una Universidad… en algún momento tuvo su fama de ciudad un poco garca, en fin…

Mesero: - Epa, no seas malo.

Beto Desuque: - No soy ni malo ni bueno, Fabio. Simplemente describo, te cuento, y termino concluyendo en que a lo mejor Copete se parece a su pueblo… o a lo quería el pueblo de Santa Rosa, que eligió como intendentes al Ningo Jorge, al Loco Tierno, a Larrañaga, a Pancho Torroba… hay un perfil ahí…

Mesero: - Y lo que vi es que el oficialismo tampoco quiso repudiar las amenzas del "gran hermano" de Copete.

Beto Desuque: - Ah, no. Claro. Miraron para otro lado. Otro capítulo del malestar colectivo. 

Mesero: - Y el que se puso picante fue el presidente de la CPE.

Beto Desuque: - Uy, sí. Metió tapones de punta en Popi Carrascal.

Mesero: - Se tiró contra Súper Massa y compañía, ¿no?

Beto Desuque: - Claro… pero ya que estaba hizo catarsis después del malestar acumulado… le tiró al ENACOM, al Grupo Clarín, a los medios porteños…

Mesero: - Seguro que un poco de razón tiene… pero lo que yo estoy viendo es que con la grieta no nos es suficiente, ¿no? Vos lo sabrás mejor, pero es como que hay una grieta dentro de cada grieta.

Beto Desuque: - Y sí. Se vienen las elecciones y esos son tiempos de mucha tensión siempre. Se suma la inflación, el estado general de las cosas… y así aparecen peleas de un lado y del otro., Las grietas de la grieta.

Mesero: - ¿Hasta cuándo, Betito, hasta cuándo?

Beto Desuque: - Ojalá supiera. Ojalá te pudiera decir que simplemente "hay que pasar el invierno". Pero no. Si te querés distraer un poco del malestar colectivo, levantá la mirada y enfocá la luna…

También te puede interesar...