La Pampa

¿Un camino semidespejado?

Cerca del intendente creen que debe ir por la reelección, pero otras líneas internas tienen reproches y ambiciones.

Nadie se atreve a decir que el intendente Luciano di Nápoli tiene el camino despejado dentro del PJ pampeano para repetir su mandato, pero en general cunde la idea de que su gestión estuvo a la altura de las circunstancias y si bien hay más de uno deseoso del sillón de San Martín 50 quizá sea momento de esperar otra oportunidad.

Eso no acalla, desde ya, reproches, cuestionamientos y ambiciones que se escuchan en distintos ámbitos del propio peronismo.

Se interpretan algunos rumores lanzados al aire como un modo de posicionarse en la discusión interna: el vicegobernador Mariano Fernández (Convergencia) apareció en el candelero la semana pasada, pero asoma bastante frío el clima de una posible postulación.

Marcelo Pedehontaá (Plural) fue uno de los que nunca disimuló ambición de ir por Santa Rosa, pero en las últimas horas lanzó mensajes claros de que no piensa hacer ruido si las aguas están calmas. "Mis aspiraciones políticas son que el Partido Justicialista siga siendo gobierno y lo seamos donde no gobernamos. Después no tengo expectativas individuales que superen a la expectativa general, hoy no me desvela tener un proyecto personal", dijo el secretario de Trabajo, uno de los funcionarios más cercanos al gobernador Sergio Ziliotto.

Advirtió incluso que "si los dirigentes empiezan a jugar la individual, los que van a perder son los ciudadanos de este país. Me parece que estamos en un momento de quiebre, donde si la ultraderecha gana las elecciones va a haber mucho conflicto con trabajadores en la calle", dijo en Radio Kermés.

Si no ocurre nada demasiado extraño, el peronismo local se encamina a buscar una lista con la mayor unidad posible, aunque bajo la advertencia de que siempre hay un "pero", y así como la política es el arte de lo posible, a veces las apariencias engañan.

También te puede interesar...