La ceremonia tendrá lugar en la Asamblea Legislativa Plurinacional, en la ciudad de La Paz.  Ayer tuvo una audiencia con el Rey de España, Felipe VI.

El presidente Alberto Fernández llegó este sábado al Aeropuerto Internacional El Alto de la Ciudad de la Paz para participar mañana del acto de asunción del mandatario electo de Bolivia, Luis Arce y fue recibido por el nuevo presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, Andrónico Rodríguez.

La ceremonia de asunción se realizará este domingo en la Asamblea Legislativa Plurinacional, en la ciudad de La Paz, desde las 10 de la mañana hora local (11 de la Argentina), informaron fuentes oficiales.

En tanto, también participará de una reunión bilateral con su par de Colombia, Iván Duque y, tras los actos oficiales, se reunirá con el candidato a presidente del Ecuador, Andrés Arauz.

Fernández viajó acompañado por el canciller Felipe Solá; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés, así como el canciller uruguayo, Francisco Bustillo.

Tras la toma de posesión, Arce y su vice David Choquehuanca recibirán el saludo protocolar de los asistentes y se tomarán la fotografía oficial.

A las 13.15 horas local Fernández participará del almuerzo oficial ofrecido por Arce a los jefes de Estado y de Gobierno, jefes de delegaciones e invitados especiales en la Casa Grande del Pueblo.

Un día después de la asunción de Arce, el expresidente boliviano Evo Morales regresará a su país y se pondrá al frente de una caravana de dos días que marchará desde la ciudad de Villazón hasta el Trópico de Cochabamba, su tierra natal, adonde llegará el 11, a un año exacto de su partida al exilio.

Morales atravesará la frontera que une la ciudad jujeña de La Quiaca y la boliviana de Villazón para ingresar a su país. Allí, según está previsto, será despedido el lunes por el presidente Fernández, tras lo cual cruzará la frontera y emprenderá la caravana.

El mandatario argentino, que en el momento del golpe era presidente electo, funcionó como un garante de la salida segura de Morales, de su vicepresidente Álvaro García Linera y de varios miembros de su Gabinete.

El pasado 18 de octubre, Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), obtuvo el 55,1% de los votos, casi el doble que el segundo, Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana), que logró el 28,8%, de acuerdo al recuento oficial de las elecciones presidenciales.

Con el Rey de España

El presidente Alberto Fernández mantuvo anoche una audiencia con el Rey de España, Felipe VI, en la ciudad de La Paz donde se encuentran para participar de la ceremonia de asunción del presidente electo de Bolivia, Luis Arce.

"Muy grata la reunión con el rey Felipe", afirmó el mandatario, tras el encuentro ante la prensa. Además, se refirió a la relación con España y con su presidente, Pedro Sánchez: "Yo tengo una relación muy cercana con Pedro Sánchez y la colaboración de España en estos tiempos fue muy importante".

Por España participaron también el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 en el Gobierno, Pablo Iglesias; y la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González, entre otros funcionarios.

En tanto, por Argentina acompañaron al Presidente durante el encuentro el canciller Felipe Solá; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés.