Empleados y empleadas del municipio pueden cursar estudios de nivel primario y secundario. El programa se había implementado en años anteriores, pero cayó en desgracia durante la gestión anterior. La coordinadora Laura Hernández brindó detalles.

Hay más de 70 personas que se inscribieron en el Plan de Terminalidad Educativa que la Municipalidad de Santa Rosa volvió a ofrecer a sus empleados y empleadas. Ese programa había sido dado de baja durante la gestión anterior.

Laura Hernández, coordinadora del Programa, describió cómo se está llevando adelante esa herramienta en tiempos de pandemia. Están cursando virtualmente para culminar sus estudios a través de mencionado programa un total de 4 inscriptos para el nivel de primaria y 68 para el de secundaria.

En todos los casos se hace una pre-inscripción, se solicitan datos personales para enviarlos al CENS N° 2 institución que actúa de nexo junto a una docente facilitadora con el Ministerio de Educación para buscar la documentación que acredite el nivel de estudio alcanzado y últimas materias aprobadas de cada persona, con el objeto de determinar a partir de ello, qué materias o módulos deben comenzar a cursar ingresando al ciclo básico o al ciclo orientado.

En ese sentido, acotó que “siempre se encuentran realidades muy diversas” en cuanto al nivel alcanzado por los distintos inscriptos al programa, dado que hay cierta cantidad que tiene todo aprobado hasta el segundo o tercer año de secundaria, otros que solo adeudan par de materias previas y otros que tienen que “arrancar el secundario de cero, o completar la primaria”.

Para eso, la tarea de la docente facilitadora del Ministerio, Carolina Baracchia, “es muy ardua y de vital importancia para organizar los módulos y el material de estudio al que deberá acceder cada estudiante”, explicó la coordinadora.

Paralelamente, resaltó el trabajo del otro importante engranaje que tiene el programa de terminalidad educativa, que es el equipo de docentes de la Dirección de Educación del Municipio, que integra junto a Marcela Cruz, Ana Luz Recharch, Paola Acuña y Ana Gabriela Piola, que realiza un acompañamiento y seguimiento de la situación de cada municipal que participa del programa, para brindarle su ayuda y facilitarle el acceso al material de estudio, e incentivar a que vayan avanzando y cumplan poco a poco los objetivos.

Hernández expresó que más allá de que la pandemia y la imposibilidad de la presencialidad para el dictado de clases hizo más compleja la tarea de los coordinadores del programa de terminalidad educativa, “en los últimos meses se notó mucho compañerismo y colaboración” entre los propios estudiantes, con grupos de whatsapp muy activos en los cuales surgen invitaciones para estudiar módulos o materias en grupo, o eventuales consultas que se responden colectivamente.

Recordó que antes del contexto de la pandemia, gracias a un convenio de cooperación mutua firmado con el Ministerio de Educación Provincial y la CGT, los empleados inscriptos en el programa de terminalidad educativa podían concurrir algunas horas dentro su horario de trabajo en el municipio, a la sede de la CGT sobre calle Yrigoyen, para poder tener en dicha sede clases de apoyo y consultar dudas. En cambio, luego de iniciada la etapa de cuarentena y distanciamiento social preventivo, se comenzó a trabajar de manera remota a través de clases virtuales.

También adelantó que está previsto que próximamente, el equipo de terminalidad educativa sume algunos pasantes de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLPam, para brindar apoyo en materias específicas como matemática, química y física.

Finalmente, indicó que la inscripción para todos los empleados municipales que deseen completar sus estudios, tanto primarios como secundarios, está abierta durante todo el año. Solo es necesario comunicarse con la Dirección de Educación del Municipio al TEL: 02954 41-1112, para consultar los detalles de pre-inscripción.