La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 4 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    BAGLIANI - Av. Mitre Nº 134 - Te:-4-17500 // 4-25820 2954 599667
    DEL SOL. - Av. San Martín esq. Urquiza Te: 4-18006
    PONCE - Av. Edison Nº 1248 - Te: 3-87778
    SADOWSKI – Av. Uruguay 681-Te: 4-18155

    GENERAL PICO

    SALUD VITAL - Calle 24 e/105 y 107 - Tel: 331398 Whatsapp: 2302-441000
    SÁNCHEZ Calle 20 N° 843 Tel/Fax: 331787/323443 Whatsapp: 2302-537823
    SAN JOSÉ Calle 116 bis esq. 5 - Tel: 423927
    SAN JUAN S.R.L. - Calle 10 N° 1143 - Tel: 333237

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

El represor Luis Baraldini no acudió al turno en el Cuerpo Médico Forense. Pretendía que lo busquen en ambulancia. El TOF decidió que lo lleve la policía, pero no llegó a tiempo. Un video muestra cómo se prepara para las audiencias. El policía Riffaldi no fue al Molas.

El represor Luis Baraldini y el policía Humberto Riffaldi no se presentaron este martes a los exámenes médicos que había ordenado la justicia en el marco del tercer juicio de la Subzona 14. En el caso de Baraldini aún no se sabe si se lo declara en rebeldía o se reprograma el turno. Son dos de los cinco imputados que, hasta hora, pretenden quedar afuera del juicio alegando razones de salud.

El Tribunal Oral Federal de Santa Rosa ordenó cerca del mediodía de este martes que la policía traslade a Baraldini  para que se presente en el turno del Cuerpo Médico Forense este martes a las 12 horas. El objetivo era que le realicen un test neurocognitivo, para evaluar definitivamente si está apto para continuar con el tercer juicio por la Subzona 14. Pero no llegaron a tiempo. Los peritos esperaron más de una hora y se retiraron.

El abogado defensor de Baraldini, Pedro Mercado, había pedido hace una semana el traslado a través de una ambulancia. Pero la justicia le respondió este lunes que no había motivos para eso. El letrado respondió entonces que lo vayan a buscar con la fuerza pública. El TOF dispuso eso mismo este martes a mediamañana. Pero no llegaron a tiempo para el turno.

Por otra parte, el policía Humberto Riffaldi, que tenía que ser evaluado también este martes en el Hospital Lucio Molas, tampoco se presentó ante los médicos en Santa Rosa en el horario del turno. El nieto de Riffaldi informó que no pudo levantarlo de la cama. El TOF reprogramó el turno.

Riffaldi está acusado por un solo caso: el secuestro y torturas de una maestra en una escuela rural del oeste pampeano durante la dictadura. Una revisión que le hicieron los médicos a principio de año sugirió que tiene un deterioro que le impediría estar en el juicio.

 

Baraldini, en rebeldía

El abogado Mercado aseguró en una presentación a la que tuvo acceso El Diario que el miércoles de la semana pasada Baraldini tuvo una salida autorizada de su casa, para ir al dentista en el Hospital Militar, pero en esas circunstancias sufrió "una pérdida de conocimiento momentánea" y tuvo una caída.  "No quedo atendido en observación atento a la situación de riesgo de Covid", afirmó. Dijo que  una ambulancia lo llevó de regreso a su casa.

El defensor dijo que, como tiene 83 años, no quiere que se traslade por sus propios medios hasta el lugar donde debe presentarse para que le practiquen el test, por temor a un nuevo "accidente".

Planteó que la familia no está en condiciones de trasladarlo. Por eso requirió que la justicia disponga de una ambulancia. "En caso de mantener la negativa, que requiera que sea la fuerza pública quien se haga cargo de realizar este movimiento", solicitó. "La familia del señor Baraldini no está en condiciones de asumir el riesgo de trasladarlo en el estado en que se encuentra. Mi asistido estará a la espera de que lo busquen y lo lleven a la sede del Cuerpo Médico Forense a partir de las 10 horas", informó.

 

Peritos de parte

Cabe recordar que el Tribunal Oral Federal de Santa Rosa aceptó la incorporación de la perita licenciada en Psicología, Verónica Godoy, para que participe del test neurocognitivo en representación de la fiscalía. Además, las querellas incorporaron como perito de esa parte a Adriana Taboada, una reconocida sicóloga especializada en gerontología.

Las pericias determinarán si Baraldini es capaz de comprender lo que ocurre, o si está simulando su condición, como han denunciado distintos organismos de derechos humanos que lo han visto desarrollarse con normalidad en los cuartos intermedios de las sesiones.

 

Un video de cómo prepara la escena

Una evaluación realizada el año pasado había señalado que Baraldini tenía deterioro cognitivo, pero también aclaró que podía ser algo pasajero, porque estaba convaleciente de coronavirus. Este año, con el inicio del juicio, Baraldini aparece conectado en forma virtual a los juicios, pero recostado y sin dar muestras de prestar atención al desarrollo de las audiencias.

Las querellas pudieron filmar que, antes de inicio de las audiencias, Baraldini se desenvuelve normalmente, acomoda acolchados y almohadones, para segundos después mostrarse inmóvil durante el desarrollo de cada audiencia. La defensa del represor pretende que los jueces lo aparten del debate por no estar apto.

Baraldini y fue condenado a 25 años de prisión por decenas de crímenes de lesa humanidad durante el segundo juicio a los represores pampeanos. En el primero, de 2010, no estuvo, ya que permanecía prófugo en Bolivia.