Tapa de la Edición Impresa

  • Farmacias de turno del día 18 de Octubre de 2021

    SANTA ROSA
    BUTALÓ - Unanue 366/372 - Tel. 410555
    INTEGRAL - Juan Schmidt 1058 - Tel. 410809
    PAMPA S.R.L. - España 490 - Tel./Fax 430862/411000 - Cel. 2954-592296
    POLYFARMA NORTE - 1º de Mayo y R.B. Díaz - Tel. 417400
    QUINTANA - Gral. Pico 258 - Tel. 413757
    GENERAL PICO
    CENTENARIO - Calle 24 Nº 1504 - Tel. 426998
    MARÍA AUXILIADORA - Calle 1 e/106 y 108 - Tel. 430150
    PAMPA - Calle 10 Nº 436 - Tel. 425583
    SANCHEZ - Calle 20 Nº 843 - Tel. 331787/323443
    GENERAL ACHA
    ESCALA - España 1263 - Tel. 436923
    EDUARDO CASTEX
    COMETTO - Av. Del Trabajo 986 .- Tel. 442314

 El radical Miguel Bravo calificó la obra como un “pozo ciego de gastos para la ciudadanía”. Y pidió “una masiva campaña de castración en la provincia”.

Un  exconcejal de Santa Rosa cuestionó en duros términos la construcción del “Refugio Canino Municipal” en la ciudad de General Pico. Miguel Bravo sostuvo que la iniciativa, presentada como “hotelería canina” es en realidad “un refugio, un pozo ciego de gastos para la ciudadanía”. Y pidió “invertir en la implementación de una masiva campaña de castración en toda la provincia, a demanda de las municipalidades, y no gastar esos fondos en proyectos inconducentes”.

La sorpresiva aparición del radical Miguel Bravo, ex concejal de Santa Rosa por el oficialismo entre 2015 y 2019 (tres años en el Frepam y uno en Cambiemos) se produjo poco después que el gobernador Sergio Ziliotto y la intendenta de General Pico, Fernanda Alonso, firmaron una seria de convenio por obras que incluye el “Refugio Canino Municipal”, que se instalará en un predio de la Facultad de Ciencias Veterinarias, que también participará de la iniciativa.

Bajo el título “Encierro y horror en Pico”, Bravo se refirió a “la creación de un Mega Refugio que nos costará a los ciudadanos la módica suma de 24 millones de pesos. Esta astronómica y llamativa suma es lo que nos han dicho que va a costar solucionar la problemática de los perros de la calle”, en General Pico.

Ante eso, el dirigente se preguntó “¿en qué quedaron las inversiones que desde hace años se deberían haber realizado en este sentido. Es lógico pensar que, si se ha destinado tanto dinero, no debería haber ningún problema de súper población de animales”.

Cabe recordar que la decisión de construir un nuevo refugio canino fue una de las propuestas votadas por los vecinos piquenses dentro del Presupuesto Participativo, por lo que la obra cuenta con el aval de la población.

Bravo también se refiere a los fondos que se destinarán al refugio, unos 24 millones de pesos, y sostiene que “este dinero que ya se ha comprometido y firmado, es apenas el primer desembolso porque solo representa los costos de construcción del nuevo refugio, su mantenimiento no fue revelado”. Además, consideró que se deberán abonar “los sueldos de dos veterinarios, algunas personas para administración y mantenimiento además del costo en concepto de alimento mensual y atención médica de aproximadamente 500 caninos”. Y completó “quienes vivimos con animales, uno o dos perros, ya podemos hacernos la idea de lo que significa solventar ese gasto, que, para acercarse al total, debe multiplicarse por 500”.

Calificó como “insólito” que el proyecto se presente como “hotelería canina” y sostuvo que se trata de “un refugio, un pozo ciego de gastos para la ciudadanía y la reivindicación del indiscutible error de pensar que con éste método se está ayudando en algo a los perros abandonados o que han nacido en la calle como producto de la desastrosa política zoonótica de los municipios”.

Tiempo atrás, algunas organizaciones de los derechos de los animales se quejaron también del nuevo refugio canino pero no por la actividad sino por la ubicación. En un primer momento se pensó en un predio en la zona de Metileo pero luego se optó por buscar predios en General Pico, recalando en un predio aproximado de 1 hectárea, con posibilidad de expansión futura, donde habrá 2 canileras, una de tipo comunitaria y otra de tipo privada.

Además, Bravo expresó que éste “mal uso de las arcas públicas” en vez de destinarse “exclusivamente a campañas masivas de castración que son el único método ético de control poblacional, se malgastan en estos proyectos faraónicos que lamentablemente nos hemos acostumbrado a ver multiplicados en la provincia: el Megaestadio, el Hospital (de Santa Rosa) y ahora el refugio”.

Por último, el ex concejal de Cambiemos apeló “al raciocinio de los decisores políticos, para invertir en la implementación de una masiva campaña de castración en toda la provincia, a demanda de las municipalidades, y no gastar esos fondos en proyectos inconducentes”.