Salud

Viruela del mono: recomendaciones y prevención

La viruela del mono es un virus que pertenece a la misma familia que la viruela humana. Aquí van unas recomendaciones ante la aparición de las llamativas ampollas.

Crece el alerta en la Argentina por los casos de viruela del mono en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y aunque el riesgo para la población general sigue siendo extremadamente bajo en este momento, hay que estar alertas.

El período de incubación de la viruela del simio suele ser de 6 a 13 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días. La enfermedad a menudo es autolimitada con signos y síntomas que generalmente se resuelven espontáneamente dentro de dos a cuatro semanas. Los signos y síntomas pueden ser leves o graves, y las lesiones pueden ser dolorosas.

Toda persona que presente síntomas compatibles, en erupciones especiales, y antecedentes de viaje a zonas donde está habiendo casos o supone alguna exposición de riesgo con casos sospechosos, probables o confirmados, deberá tomar medidas de:

a) Aislamiento social (no concurrir a escuela, trabajo, eventos sociales, etc.), 

b) Implementar medidas de protección respiratoria (uso adecuado de barbijo, ambientes ventilados y distancia de las otras personas) 

c) Realice la consulta con el sistema de salud de forma inmediata.

El contacto cercano con personas infectadas es el factor de riesgo más importante para la infección por el virus. Entonces, se considera exposición a un caso si ha presentado:

1) Contacto sin protección respiratoria (particularmente relevante para los trabajadores de la salud), 

2) Contacto físico directo, incluido el acto sexual, contacto con materiales contaminados como ropa o ropa de cama.

3) Si una persona ha tenido exposición de riesgo con un caso sospechoso o confirmado de viruela símica en el período infeccioso, el cual comprende entre el inicio de síntomas del caso hasta que han caído todas las costras de las lesiones cutáneas, deberá guardar los siguientes cuidados: 

4) Controla su temperatura dos veces al día. 

5) Mientras permanezca asintomática, puede continuar con las actividades diarias de rutina, pero debe permanecer cerca de su casa mientras dure la vigilancia.

6) Se realizará un seguimiento clínico-sanitario estricto durante 21 días desde el último contacto con el caso

7) Si la persona desarrolla erupción, deberá ser aislada y evaluarse como caso sospechoso, además se debe recolectar una muestra para análisis de laboratorio para detectar viruela símica.

8) No debe donar sangre, células, tejidos, órganos, leche materna o semen mientras estén bajo vigilancia de síntomas. 

9) En caso de niños en edad preescolar se recomienda evitar que acudan a guarderías u otros entornos grupales.

También te puede interesar...