La Pampa

"No hay grietas en las cuestiones fundamentales"

''

Entrevista con el intendente de General Acha Abel Sabarots. Llega el lunes el ministro de Obras Públicas de la Nación. El jefe comunal detecta que las principales demandas son empleo y vivienda. Destaca las buenas relaciones con la Provincia y con la oposición en el Concejo.

"Todos entendimos la necesidad de recuperar la normalidad institucional", evalúa el intendente de General Acha Abel Sabarots, para explicar cómo su gestión ha logrado buenas relaciones en la comunidad y también con la Provincia.

Esos acuerdos, además, van de la mano con una serie de obras públicas que Acha reclama desde hace tiempo. Sin ir más lejos, este lunes llegará el ministro de Obras Públicas de la Nación Gabriel Katopodis para formalizar el convenio para la construcción de la Travesía Urbana, que aportará seguridad y le cambiará la cara a la ciudad.

"No hay grietas en las cuestiones importantes", insiste Sabarots en entrevista con El Diario. Y asevera: "Acha está en la agenda provincial como hace mucho no pasaba".

Sabarots describió las demandas de la comunidad achense, repasó los días en que su enfermedad lo obligó a alejarse de la gestión y también se metió en asuntos políticos para ponerle límites a algunos sectores que -según se rumorea- podrían subirse al carro de la alianza que integra el radicalismo.

-¿Cuál es la realidad de Acha hoy? –pregunta El Diario.

-La situación social es un tema central, pero estamos obviamente con expectativas en dos o tres cosas que tienen que ver con la obra pública. El lunes viene el ministro nacional (Gabriel Katopodis) a firmar el convenio de la Travesía Urbana, que es muy importante, una obra históricamente esperada y reclamada. Atiende lo que tiene que ver con la seguridad vial y con nuestra carta de presentación. Es indudablemente un factor dinamizador, más el turismo que en nuestro caso ha funcionado mucho y muy bien. Ha trabajado muy bien la hotelería y la gastronomía en el verano y en fines de semana largos. Cuando hay baches hacemos algunas actividades para mantener y eso es un elemento dinamizador.

-¿Y desde el municipio pueden dar alguna respuesta a las demandas más básicas y urgentes?

-Tenemos permanentemente asistencia con módulos alimentarios. A la demanda de empleo es imposible dar respuesta desde el Estado, porque no podríamos pagar. Es una demanda permanente. Hemos sido acompañados en todo momento por el gobierno provincial, siempre hemos estado en muy buena relación.

sabarots

Pandemia y vivienda

-¿De qué manera caracterizás tu gobierno o tu gestión?

-Nos ha tocado surfear una situación que nadie esperaba, como la cuestión sanitaria. Pero se ha podido llevar adelante en forma coordinada con otros estamentos del Estado. Cuando se tuvieron que tomar algunas medidas para preservar la situación, había miedo y temor. Hoy podemos decir que estamos saliendo. No hay grietas en las cuestiones fundamentales. En la agenda nos gratifica haber puesto temas principales en coordinación con la provincia, obras postergadas por mucho tiempo como los pluviales y el déficit habitacional, que es otro de los principales reclamos.

-¿Tienen medido ese déficit habitacional?

-Hay cerca de 1.000 familias que están anotadas y necesitaban una vivienda. Hay 40 en ejecución y otras 40 licitadas para hacer en el futuro cercano. Más algún tipo de acciones que llevaremos adelante con el IPAV para mejorar los inmuebles para acceso de vivienda. Estamos analizando poner en condiciones terrenos municipales con la intermediación del IPAV para dotar la infraestructura y que sean accesibles para la construcción. Es la parte preliminar, inicial. También estamos reflotando recuperar unos inmuebles otorgados en el ''''87 para ver qué posibilidades hay de que se puedan vender a un costo por debajo del valor de mercado y que alguna clase media pueda acceder a su vivienda única. Esos 78 terrenos los tiene el Centro de Empleados de Comercio, desde el año ''''87 y no se edificó nada. Estamos viendo cómo avanzar.

A la expectativa por la obra pública

-¿Cuál y cuándo se va a producir el impacto de toda esa obra pública?

-La reactivación tiene que ver con la obra pública. Va a durar 12 meses la obra de la colectora, eso implica que venga una empresa y tome mano de obra. La obra de pluviales es muy importante, resuelve un problema que tiene Acha, es una de las pocas localidades que lo tiene, llueven 15 milímetros y se detona la ciudad. Son 50 cuadras de asfalto, además. Es la primera etapa de la obra. Acha tiene hoy un tercio asfaltado y dos tercios sin asfaltar. Es un problema importante cada vez que llueve, porque implica arreglar y gastar mucha plata, hacer cotidianamente el riego con camiones que no alcanzan... La puesta en marcha de obra pública además va a generar movimiento del transporte, actividad en las casas de materiales, en los comercios, en los restaurantes…

-¿Dónde y cómo notan la crisis económica y cuáles son los remedios que puede tener a mano el municipio?

-Tenemos los distintos programas de Provincia y módulos alimentarios que entregamos todos los días, que son más de 100 y que se incrementaron en pandemia. También asistimos con leña o garrafas. En lo social no tenemos la herramienta de poder dar trabajo, porque es imposible. Hemos tenido otras dos obras en las que priorizamos la mano de obra local: la Sociedad Española, un centro cultural, y la refacción de la Terminal de ómnibus con ayuda de Provincia.

Buenas relaciones

-¿Cuál es la relación con la oposición en el Concejo Deliberante?

-Buena, muy buena. Somos un Concejo con 3 concejales propios en un cuerpo de 8, y hay 5 opositores. Hemos sancionado el presupuesto, hubo alguna diferencia en la tarifaria, pero hay mucho diálogo, todos entendemos la necesidad de la normalidad institucional que hace mucho no había.

-También se nota una muy cordial relación con el gobierno provincial: ¿por qué?

-El gobernador a los 20 días de asumir llegó a Acha, ha estado muy seguido para anunciar obras significativas. Estamos convencidos de que estamos en la agenda provincial como hace mucho no estaba. Porque eran necesarias obras estructurales. La colectora y los pluviales son obras estructurales para los vecinos y vecinas. Es algo largamente esperado para mejorar la calidad de vida. La obra de pluviales es de años estudiada, es un proyecto de la época de (Carlos) Verna. Se puso otra vez en agenda, se necesitaban fondos internacionales, es una obra más que significativa para resolver un tema muy tremendo. Porque llueven 15 milímetros y se hacen zanjones. En 2020 fue un caos.

También te puede interesar...