La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 1 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    BENEITEZ - Carlos Gardel Nº 285 - Te: 7-72913
    CHANGO MAS – TIENDA 1100 – Av Perón 2325 – Te: 4-25470 Int 213
    FAERAC – R. S. Peña 881 – Tel 41-8800
    FARMACITY Nº303 – Av San Martín 317
    PASCO ALVEAR – Alvear 146 - Te 4-13266

    GENERAL PICO

    CHANGO MÁS - Calle 319 N° 352 - Tel 431570 int. 213
    PICO - Calle 13 esq. 10 - Tel: 335766 Whatsapp: 2302-536595
    SAN MARTÍN - Av. San Martín N° 345 - Tel: 322841
    VICTORIA - Calle 26 N° 579 e/11 y 13 - Tel: 328241

    TOAY

    SANTA CATALINA - Av. Pres. Juan Domingo Perón 4973

La penicilina, la radiactividad o la Coca Cola, son grandes descubrimientos que surgieron de forma accidental y que han cambiado totalmente el mundo. Pues bien, puede que estemos ante un nuevo descubrimiento de este tipo, las baterías de litio-azufre. Te contamos en qué consisten.

Nuestra lucha por evitar la destrucción del planeta es un hecho. Que todos contribuyamos a ello ya es otro tema aparte. Sin embargo, este nuevo descubrimiento parece que aboga por un planeta más limpio, aunque haya surgido de forma imprevista: las baterías de litio-azufre.

Partamos de la base de que la tecnología de baterías elegida para el uso de los dispositivos de nuestro día a día, ha sido la de iones de litio. Sin embargo, estas, desde sus componentes contaminantes, su complicado reciclaje, hasta un ciclo de vida menor que el de los propios dispositivos, hace más que evidente la necesidad de un cambio.

Pese a que este problema viene de lejos y que la idea de mejorarlo con baterías de litio-azufre, también, surge un gran problema: mientras que una batería de iones de litio puede ser utilizable durante unos 2.000 ciclos de carga, el litio-azufre suele estar limitado a la mitad.

Y es por este motivo por el que un equipo de científicos de Drexel (Pensilvania), probó nuevos enfoques para el litio-azufre, cambiando los compuestos del cátodo de la batería.

Su objetivo era ralentizar la reacción química que acelera la eliminación del azufre, pero lo que encontraron fue aún mejor: una fase química del azufre que básicamente detiene la degradación de las baterías (tuvieron que comprobarlo 100 veces para asegurarse de que no lo estaban interpretando mal).

litioazufre a

Gracias a este proceso, los científicos comprobaron la batería a través de 4000 ciclos de carga sin un empeoramiento en la capacidad, lo que significa que dura al menos dos veces más que la de iones de litio.

Pese a esta gran novedad, los científicos aún no han averiguado qué es lo que ocurre realmente. Así que es necesario seguir investigando para responder a estas preguntas, con el fin de desarrollar una batería fiable que pueda utilizarse en miles de millones de ordenadores, coches eléctricos, móviles...

Vehículos eléctricos mucho más rápidos y eficientes, con una autonomía de miles de kilómetros, dispositivos útiles tras 10 años de uso, ahorro de peso y todo con un coste similar, será posible gracias a este nuevo descubrimiento. Además, lo mejor de todo es que ambos materiales son abundantes en toda la Tierra.

Esta batería tiene todas las características de la batería definitiva para el mercado a gran escala y estos científicos la han encontrado por pura casualidad.