La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 2 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    AMERICA – Autonomista 1339 – Tel 415060
    CHANGOMAS – Av. Circ. Santiago Marzo 1550- Tel 4-23339
    DEL MUSEO - Pellegrini Nº 174 - Te: 4-13785
    LEAL – Rivadavia 101 – Te .4-20320
    PASCO - Yrigoyen Nº 123 - Te: 4-12910 // 4-22910

    GENERAL PICO

    CENTRO - Calle 12 N° 355 - Tel: 327992
    COLONIAL - Calle 111 Norte N° 448 (esq 10) - Tel: 434551
    URBEM PHARMA - Calle 11 N° 1616 - Tel: 333834
    VIDAL - Calle 33 N° 818 - Tel: 424946

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

Mientras que la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) se propaga principalmente de persona a persona, también puede propagarse de personas a animales.

El virus de la COVID-19 es un tipo de coronavirus. Los coronavirus son una familia de virus. Algunos causan enfermedades parecidas al resfriado en las personas, y otros causan enfermedades en los animales, como los murciélagos. Además, algunos coronavirus solo infectan a los animales. Aunque se desconoce la fuente de origen específica, se cree que el virus que causa la COVID-19 comenzó en un animal, se extendió a los humanos y luego se propagó entre las personas.

El coronavirus en perros y gatos

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU., algunas mascotas (incluidos perros y gatos) también han sido infectadas con el virus que causa la COVID-19. Esto ocurrió principalmente después de que los animales estuvieran en estrecho contacto con personas infectadas con el virus de la COVID-19.

En función de la limitada información disponible, el riesgo de que los animales transmitan el virus de la COVID-19 a las personas se considera bajo. Los animales no parecen jugar un papel significativo en la propagación del virus que causa la COVID-19. No hay pruebas de que los virus se puedan propagar a las personas o a otros animales a través de la piel o el pelo de una mascota.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los niños pequeños, las personas con un sistema inmunitario debilitado y las personas de 65 años o más tienen más probabilidades de enfermarse a causa de algunos otros microbios que los animales pueden transportar.

mascovid a

Para proteger a tu mascota del virus de la COVID-19, no deje que tu perro o gato interactúe con personas o animales fuera de tu casa. Por ejemplo:

Evita los parques para perros o los lugares públicos donde se reúna una gran cantidad de personas y perros.
Cuando pasees a tu perro, asegúrate de que lleve una correa y mantenlo al menos a 6 pies (2 metros) de distancia de otras personas y animales.
Mantén a los gatos dentro de casa cuando sea posible.
Si te enfermas de COVID-19 y tienes una mascota:

Aíslate de todos los demás, incluso de tu mascota. Si es posible, haz que otro familiar cuide de tu mascota.
Evita acariciar, acurrucarse, ser besado o lamido, y compartir comida o cama con tu mascota.
Si cuidas de tu mascota o estás cerca de animales mientras estás enfermo, usa un protector facial de tela. Lávate las manos antes y después de manipular animales y su comida, desechos y provisiones. Además, asegúrate de limpiar lo de tu mascota.
Si tienes COVID-19 y tu mascota se enferma, no la lleves tú mismo al veterinario. En cambio, comunícate con el veterinario, que podría ofrecer consejo a través de una visita virtual o hacer otro plan para tratar a tu mascota. Las pruebas solo se recomiendan para mascotas que tengan síntomas y hayan estado expuestas a una persona con COVID-19.

Si tu mascota da positivo para el virus que causa la COVID-19, sigue las mismas precauciones que tomarías si un miembro de la familia se infectara. Intenta aislar a tu mascota en una habitación separada, lejos del resto de tu familia, y haz que tu mascota se quede en casa. Usa guantes cuando interactúes con tu mascota o su comida, platos, desechos o ropa de cama. Lávate las manos después de tocar cualquier artículo de tu mascota. No le cubras la cara a tu mascota y no la limpies con desinfectantes, que pueden ser dañinos. Si tu mascota desarrolla nuevos síntomas o parece estar empeorando, llama al veterinario.

Si tu mascota se enferma, hay razones para tener esperanza. De la pequeña cantidad de perros y gatos a los que se les confirmó la infección con el virus que causa la COVID-19, algunos no mostraron ningún signo de enfermedad. Las mascotas que se enfermaron solo experimentaron síntomas leves y pudieron recibir atención en casa. Ninguna de ellas murió.

Si tienes preguntas o preocupaciones sobre la salud de tu mascota y cómo puede verse afectada por la COVID-19, ponte en contacto con tu veterinario.