El municipio de Pico concesionó las confiterías de MEDANO y la Terminal, que estuvieron cerradas durante un tiempo.

General Pico (Agencia) - La Municipalidad de General Pico concesionó las confiterías que funcionan en el edificio de MEDANO y la Terminal de Ómnibus, después de varios días durante los cuales permanecieron cerradas, vencidos los contratos de concesión anteriores.

Las confiterías de la Terminal de Ómnibus y de MEDANO volverán a abrir sus puertas. El vencimiento de los contratos de los anteriores concesionarios, y posteriormente la irrupción de la pandemia, dilataron los tiempos para que estos dos tradicionales espacios gastronómicos de la ciudad volvieran a abrir.

La confitería que funciona en MEDANO quedó en manos de las y los propietarios de la distribuidora “Los Tres Soles”. María Belén Epifanio comentó que en la empresa trabajan en familia.

“Surgió la idea de trabajar en el bar de MEDANO, somos una familia a la que nos gusta mucho los desafíos y además vimos la posibilidad de integrar, en esta nueva propuesta, a chicos y chicas con discapacidad. En la empresa ya hemos trabajado con ellos y hemos tenido buenos resultados. Nuestra intención es siempre la inclusión. Los jóvenes que se desempeñan en la empresa ya hace más de tres años que trabajan con nosotros y la idea en el bar de MEDANO es hacer lo mismo”, comentó María Belén Epifanio.

La Terminal

En cuanto a la concesión de la confitería de la terminal de Ómnibus, será Lucía Videla quien va a estar al frente de “Lo de Pierino”, tal es el nombre que eligieron para el nuevo emprendimiento, en homenaje a sus abuelos italianos y a todos los inmigrantes que vinieron a La Pampa.

Dicha confitería va a estar abierta por la mañana y la tarde, en los horarios en que funcionen los micros de corta y larga distancia.

En cuanto se refiere al servicio, la confitería va a contar con una amplia propuesta gastronómica, que incluye desayunos camperos, desayunos tradicionales, sándwich de miga y pebetes. Los días viernes se servirán comidas rápidas y los sábados habrá parrilla, fiambres, ensaladas y postres. Mientras que los días domingos, solo habrá desayunos y meriendas, en la cafetería, en el horario de llegada de los colectivos.

Este emprendimiento familiar está integrado por ocho personas, que durante la pandemia se encontraban inactivas.

Cabe aclarar que ambas confiterías funcionarán bajo los estrictos protocolos de seguridad que establece el municipio.