El proyecto de ordenanza ingresó en la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante. El oficialismo quiere sacarlo esta semana. Se desconoce por ahora la opinión de la oposición.

General Pico (Agencia) – Los concejales oficialistas aceleran por estas horas el tratamiento del Estatuto Municipal, con la firme idea de aprobarlo en la sesión ordinaria del próximo jueves, a dos semanas de su ingreso al legislativo local. 

La Comisión Reglamentaria, Administrativa y de Salud Pública presidida por el concejal del Frente Justicialista Pampeano, Héctor Viola, convocó este lunes en forma virtual a un nuevo encuentro con la finalidad de continuar el debate sobre el Estatuto de Estabilidad y Escalafón para el personal Municipal.

El proyecto de Ordenanza 141/20 ingresó en la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante y en un encuentro previo los y las integrantes resolvieron convocar esta ronda de consultas.

La comisión interna del Concejo Deliberante convocó al secretario de Gobierno de la ciudad, Pablo Pildain, y a los representantes de los tres gremios que representan a los trabajadores y trabajadoras municipales ATE, SOEM y UPCN. El oficialista Héctor Viola, además, cursó invitación a la intendenta, Fernanda Alonso, y al presidente del Concejo Deliberante, Daniel López.

En este contexto el funcionario municipal, Pablo Pildaín, y cada uno de los referentes sindicales explicaron los alcances del nuevo Estatuto, cómo llegaron al aval para avanzar en las modificaciones y dieron respuesta a cada planteo y consulta que se desprendieron de los y las integrantes de la comisión.

El proyecto va camino a definirse en la próxima sesión ordinaria del Concejo Deliberante, que será el próximo jueves, ya que el despacho de la comisión fue aprobado por mayoría con el voto positivo del bloque mayoritario, aunque la opinión de los bloques opositores no está definida ya que resta una próxima instancia de decisión.

Cabe recordar que el Estatuto Municipal fue motivo de debate, negociaciones, redacciones y correcciones durante al menos las tres gestiones pasadas, sin llegar a un acuerdo total para su aprobación en el Concejo. En el medio, durante algunos años ni siquiera se pudo discutir con representantes gremiales por la acefalía del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), en tiempos en que ATE y UPCN no eran reconocidos oficialmente por el Ejecutivo Municipal.

Estuvo a punto de tratarse en el Concejo a fines de la gestión pasada, cuando los trabajadores del Corralón paralizaron el sector y en desacuerdo con los gremios por avalar los cambios con las autoridades municipales. Alonso, tras asumir retomó las negociaciones y terminó cediendo en el punto central: los contratados con aportes pasarán a planta sobre fines de este año, pero lo harán con el viejo Estatuto.