El joven de 23 años herido con un arma blanca a las 4:50 de la madrugada del sábado cuando salía de la casa de su suegro en el barrio piquense Carlos Berg, pelea por su vida en la sala de terapia intensiva del Hospital Gobernador Centeno.

El parte médico oficial indica que “al joven se le realizaron estudios y abordaje de urgencia de acuerdo a protocolos médicos terapéuticos preestablecidos, pasando a quirófano donde fue intervenido y luego a la unidad de terapia intensiva”.
“El hombre se encuentra aún allí ya sin asistencia respiratoria mecánica bajo terapéutica médica intensivista y quirúrgica correspondiente”, agregaron.
“Está hemodinámicamente estable, si bien su evolución es favorable, su pronóstico continúa siendo reservado” concluyeron desde el Hospital.

El presunto agresor fue detenido el mismo sábado a pocas horas del ataque. Permanece a disposición de la justicia.