Ocurrió en un campo en Anguil y le iniciaron una causa al dueño por violación de la cuarentena.

Un total de 27 personas participaban de una yerra en un campo ubicado el suroeste de Anguil hasta que llegó la policía. Debido a que la cantidad excedía largamente el permitido en la provincia por la pandemia del Covid-19, tuvieron que abandonar el predio.

Al dueño del establecimiento, que tiene domicilio en Lonquimay, se le inició una causa por violación de la cuarentena, informó La 5 Noticias.

Ocurrió durante el mediodía del sábado. La Policía fue alertada por un llamado a la comisaría de Anguil que avisaba sobre la juntada en el campo. Minutos después, efectivos anguilenses y de Seguridad Rural de la Unidad Regional I se hicieron presentes en el predio.

En el campo había hombres y mujeres, todos familiares, amigos y allegados al dueño del predio. Entre ellos un menor de edad, de 17 años. Según las fuentes policiales, estaban desde temprano participando de la yerra.

Ninguno de los presentes tenía tapaboca. Se identificaron a todos, y al dueño del campo se le inició una causa judicial donde interviene la Fiscalía de Delitos contra las Personas de Santa Rosa.