Es por la decisión de volver a Fase 2 en la ciudad norteña. Habrá guardias mínimas y solo se mantendrán los debates orales ya iniciados.

Debido a la situación epidemiológica y sanitaria de la ciudad por la pandemia de coronavirus, el Superior Tribunal de Justicia dispuso una feria extraordinaria en General Pico a partir de este sábado y hasta tanto continúe vigente el decreto 2870/20 del Poder Ejecutivo.

El acuerdo 3741 del STJ alcanza a todos los organismos judiciales y administrativos con asiento en General Pico, con suspensión de los plazos judiciales y administrativos, y sin perjuicio de la validez de los actos procesales cumplidos o que se cumplan.

El objetivo de la medida es “preservar la salud de los integrantes del Poder Judicial y de las personas que concurran a los edificios judiciales, sin dejar de asegurar la prestación del servicio de justicia”.

Durante el período de feria se atenderán solamente los asuntos urgentes a excepción de las causas penales que se encuentren con debates orales ya iniciados, y todos los magistrados, funcionarios y empleados se encontrarán designados para cumplir tareas conforme a un sistema de trabajo desde el hogar.

Habrá guardias pasivas para las convocatorias de urgencia, restringiéndose al mínimo el movimiento de expedientes o documentación, e intensificándose el uso de todas las herramientas informáticas disponibles.

Se suspenderá la atención al público (salvo para las actuaciones en las que resulten absolutamente indispensable la presencia de los magistrados, funcionarios, letrados y/o partes) y las presentaciones que se pretendan realizar deberán ser efectuadas ingresando al Sistema Informático de Gestión de Expedientes (SIGE) o al Sistema de Gestión de Legajos Penales (SIGeLP), y/o comunicándose a los teléfonos de guardia publicados en la página web del Poder Judicial.

Por otro lado, el STJ prorrogó automáticamente, mientras dure la feria, las medidas cautelares o de protección vigentes que venzan a partir de hoy.

Por último, el Alto Tribunal exhortó a magistrados, funcionarios y empleados a actuar con “compromiso, solidaridad y responsabilidad social”.