La pena impuesta por la jueza María Jimena Cardoso fue de siete meses de prisión de efectivo cumplimiento, ya que se unificó la misma con otra condena de seis meses de prisión de ejecución condicional.

General Pico (Agencia) - La jueza de control piquense, María Jimena Cardoso, convalidó ayer un acuerdo de juicio abreviado contra un hombre de 37 años de Realicó que, por un lado, violó dos veces el artículo 205 vinculado a la pandemia y, por otra parte, agredió a dos policías mientras demoraban a un joven a quien le permitió escapara del lugar con las esposas puestas. Deberá cumplir siete meses de prisión efectiva.

Silvio Valentín Pinat fue considerado como autor material y penalmente responsable de los delitos de “violación a las medidas adoptadas por la autoridad para impedir la introducción o propagación de una epidemia, atentado a la autoridad agravado, lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra un funcionario policial –dos hechos- en concurso real”. Y también autor y responsable de “violación a las medidas adoptadas por la autoridad para impedir la introducción o propagación de una epidemia y desobediencia a la autoridad -dos hechos- en concurso real”.

La pena impuesta fue de siete meses de prisión de efectivo cumplimiento, ya que se unificó la misma con otra pena de seis meses de prisión de ejecución condicional, dictada en una sentencia anterior.

Con las pruebas incorporadas en la investigación se pudieron comprobar diferentes hechos en dos legajos diferentes. En uno de los legajos quedó demostrado que, en la madrugada del 24 de mayo pasado, cuando personal policial de Realicó realizaba la demora de una persona en la vía pública, Pinat agredió con golpes de puño y patadas a ambos uniformados y permitió así que el detenido pudiera huir del lugar con las esposas colocadas. Asimismo, como consecuencia de la agresión física, los agentes sufrieron lesiones de carácter leves que fueron certificadas.

En cuanto al segundo hecho achacado a Pinat, ocurrió el 10 de abril cuando circulaba por la Ruta Provincial Nº 9 en su motocicleta y fue perseguido por uniformados de la zona hasta que ser aprehendido. El hombre no pudo justificar los motivos que lo exceptuaran para poder circular durante la cuarentena, y menos aún poder explicar por qué hizo caso omiso al pedido de detención por parte de las autoridades.

En referencia a la sanción aplicable, Cardoso señaló que “tratándose de una persona que cuenta con antecedentes condenatorios, según consta en el informe del Registro Nacional de Reincidencia el imputado posee una condena de fecha 06 de agosto de 2019, dictada por Heber A. Pregno, Juez de Control de la Segunda Circunscripción Judicial de la Provincia de La Pampa, donde se lo condenó a la pena de seis meses de prisión en suspenso, solicitan las partes se revoque dicha condicionalidad, y se unifique la misma con la pena solicitada ut supra, componiendo la pena única y total de siete meses de prisión de efectivo cumplimiento”.

El acuerdo fue solicitado por el fiscal Damián Campos, el defensor oficial Mauro Fernández y el imputado.