Los diputados Robledo y Mayoral buscan regular la actividad que realiza medio centenar de trabajadores y trabajadoras en la provincia.

El diputado Roberto Robledo y la diputada Alicia Mayoral del bloque FREJUPA presentaron un proyecto que da respuesta al sector que se comenzó a manifestar a fines del año pasado para exigir que un marco regulatorio de la actividad.

En sus fundamentos señalan que existe una “creciente demanda de los servicios de los acompañantes terapéuticos y que ésta ha sido acompañada naturalmente, de un incremento en los cursos de especialización y de sujetos interesados en su ejercicio, reclamando inexorablemente un marco normativo que reglamente las condiciones para su práctica”.

Además, precisaron que el proyecto “busca la formación de un marco regulatorio, normativo y protectorio para el ejercicio de la actividad que desarrollan los acompañantes terapéuticos en nuestra Provincia, con el objetivo de lograr unificar criterios y principios para su más amplio desarrollo laboral y formación técnico-académica, no sólo desde la perspectiva de quienes ejercen la actividad, sino en la necesidad de acompañar el incremento de pacientes y sujetos afectados por distintas condiciones que requieren de su intervención”.

Por último, aclararon que “esta ley, en primer lugar, va a poner en regla una actividad, en beneficio de los acompañantes terapéuticos porque va a ser reconocido su ejercicio,  pudiendo establecer sus aranceles frente a las obras sociales, las prepagas y el Estado, dotándolos de mayor certeza a la hora de contratar y, por otro lado, va a dar mayor seguridad a las personas que contratan sus servicios porque la persona que esté habilitada tiene que tener ciertos requisitos y un conocimiento mínimo avalado por el Estado”.

Acompañantes

La tarea de los acompañantes tiene distintas tarifas según el ámbito donde realicen sus actividades. Por ejemplo al SEMPRE le facturan 61,5 pesos la hora, a Salud Mental lo hacen por 170 pesos y por 500 pesos a Swiss Medical o trabajan por valores llamados cupos en el área de Niñez. A eso le suman la demora en el cobro, que a veces les lleva meses.

 “Precisamos la Ley Provincial para regular el marco legal de nuestra figura. Necesitamos estar regulados no solo por nosotros, también para proteger a los más vulnerables que tienen el mismo derecho a acceder a un acompañante terapéutico, que posea un psicofisico aprobado y no tenga antecedentes penales”, remarcaron desde el grupo cuando comenzaron a manifestarse.

“Para ingresar a trabajar a Salud Mental, Niñez o Discapacidad nos piden el certificado de Acompañante Terapéutico, sin embargo en los tres casos abonan diferentes valores y de diferente manera, y por sobre todo nos dan nombres diferentes: Idóneo Domiciliario o Acompañante Terapéutico”, agregaron

“El médico si va a domicilio es médico y trate lo que trate es médico, al igual que el kinesiólogo si va a domicilio y hace masajes o rehabilitación o etcétera es kinesiólogo. No les cambian el título por el lugar o terapia a realizar”, insistieron. Y remarcaron que una ley “terminaría con todas las irregularidades que no creo beneficios a nadie”.

Enterados de la elaboración de un proyecto de ley resaltaron que “nos da esperanza y podríamos decir ganas de ser y hacer. Mil gracias a todos y cada uno de los que trabajan para resolver la problemática de más de 500 acompañantes terapeuticos de La Pampa”, resumieron.