La justicia pampeana realizó 5 allanamientos en la localidad sureña contra el juego clandestino. Vendían cartones y sorteaban “en vivo” por las redes sociales.

Cinco personas fueron demoradas al comprobarse que vendían cartones para un bingo clandestino y sorteaban por las redes sociales.

El juez de Control Héctor Ferigedo, a pedido de la fiscala Paula Duscher, realizó 5 allanamientos luego de detectar que varias personas habrían organizado juegos un bingo clandestino. Llegaron a vender cartones con números “a quienes quisieran participar como apostadores, realizando posteriormente sorteos en vivo mediante redes sociales”, informó el Ministerio Público Fiscal.

Se ofrecía a los ganadores una parte del total del dinero recaudado y el resto sería la ganancia de la persona organizadora.

“Ello sin contar con la debida autorización estatal, lo que podría constituir alguna de las conductas previstas y penadas en el artículo 301 bis del código penal donde se pena con prisión de tres (3) a seis (6) años el que explotare, administrare, operare o de cualquier manera organizare, por sí o a través de terceros, cualquier modalidad o sistema de captación de juegos de azar sin contar con la autorización pertinente emanada de la autoridad jurisdiccional competente”, detalló el MPF en una comunicación oficial.

En los allanamientos secuestrarn documentación relacionada a los sorteos, anotaciones, dinero en efectivo producto de la venta de cartones, teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos “posiblemente utilizados para realizar los sorteos y que podrían ser objeto de pericias”.

Cinco personas fueron notificadas como imputadas en las actuaciones iniciadas en la Fiscalía local.