Dos personas fueron demoradas en un operativo de la División Toxicomanía de la UR-II.

Este domingo personal, de la División Toxicomanía de la Unidad Regional II secuestró marihuana y 14 envoltorios de cocaína, a raíz de dos patrullajes preventivos en el marco de las medidas de seguridad implementadas por la pandemia de COVID-19 en General Pico.

En los procedimientos se demoró a dos personas, a las que se les inició actuaciones judiciales por infracción a la Ley 23.737.

El primer procedimiento ocurrió cerca de la hora 18, en calle 9 y 36, durante un control rutinario, donde el personal policial divisó a una persona que transitaba en bicicleta sin tapaboca, por lo que buscaron identificarlo.

Al proceder, los agentes divisaron un bulto en el bolsillo derecho del pantalón del sujeto, y procedieron a realizar un cacheo en el que se hallaron cuatro envoltorios de nylon, con sus extremos quemados “conteniendo sustancia de fuerte olor”. Además le encontraron en el bolsillo izquierdo tres papelillos, una billetera de color marrón conteniendo dinero en efectivo siendo un total de $5.280 y dos teléfonos celulares.

El narco test determinó que la sustancia dentro de los envoltorios era marihuana. Inmediatamente, procedieron al secuestro de los elementos previo al pesaje de los mismos en balanza de precisión que arrojó en total 11,27 gramos.

Se informó al infractor y se dio intervención al Juzgado Federal con asiento en la ciudad de Santa Rosa, a cargo de la jueza subrogante, María Gabriela Marrón, y la Secretaría en lo Criminal y Correccional, al frente de Sebastián Bruno, quienes dispusieron notificarlo en libertad.

El segundo procedimiento se dio cerca de las 20 en medio de un operativo realizado en la calle 300 entre 115 y 115 bis. Durante el mismo, se individualizó un automóvil Ford Focus conducido por un hombre de 30 años, con residencia en General Pico, que “se mostraba nervioso ante la situación”.

Al momento de efectuar un examen externo con una perra adiestrada en la detección de estupefacientes, esta alertó sobre la existencia de droga. El personal policial a cargo del can decidió requisar el vehículo y se hallaron 14 envoltorios de cocaína que fueron secuestrados. Además, se decomisaron $ 10.900, dos chips telefónicos, un cuaderno de anotaciones, una balanza de precisión, un celular y el vehículo.

Seguidamente se iniciaron las pertinentes actuaciones judiciales dando intervención a la Justicia.