El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

El vecino denunció que la cooperativa local le retiró los medidores de luz y agua hace 20 días, mediante una supuesta decisión arbitraria y sin fundamentos. Cuando reclamó, asegura que lo trataron mal y lo invitaron a irse con la policía.

Nahuel Taja alquila un departamento en el barrio Centro Empleados de Comercio y hace casi un mes que está sin luz, ni agua potable. Tiene una peluquería en el frente del departamento, donde realiza cortes aprovechando la luz del día que entra por la ventana.

Según comentó a El Diario, el contrato de alquiler se venció en el pasado mes de agosto y continúo viviendo allí junto a su pareja, que figuraba en el contrato y se fue del domicilio en el mes de noviembre, por lo que debió iniciar los trámites para renovar el alquiler a su nombre. La propietaria de la vivienda, Ramona Aguilera, tardó más de un mes en hacerle el nuevo contrato que finalmente firmó.

El 23 de febrero del corriente año el inquilino se acercó a la cooperativa, donde presentó la documentación y puso los servicios a su nombre. Pero dos días después la hija de la propietaria de los departamentos, Lidia Carripilón, quien dice ser apoderada de su madre, denunció en sede policial que el contrato firmado y sellado era apócrifo.

El 24 de marzo pasado Nahuel Taja fue a una localidad vecina a cortar el pelo y cuando regresó se encontró que no tenía luz, tampoco medidor y lo mismo con el agua potable. Corpico, al parecer sin previo aviso, le retiró ambos medidores.

“Ellos dicen que consideran apócrifo el contrato de alquiler porque la hija de la dueña del departamento, que dice ser apoderada pero no presentó ningún documento, desconoció el contrato y dijo que era falso”, recordó Taja en diálogo con El Diario.

Y remarcó que “Corpico tomó esa denuncia de esta mujer como válida y me retiró los medidores, me dijeron que cuando resuelva la Justicia o presente un recurso de amparo me van a reconectar. Pero yo entiendo que la cooperativa no puede tomar esta decisión unilateral”.

Cuando comenzó a reclamar, el asociado se encontró con respuestas confusas, como la pérdida de documentación que luego apareció, también le indicaron que “hubo un error administrativo porque yo entregué una copia del contrato y no el original, pero yo presenté un contrato sellado, pagué todo y me dieron de alta”.

Además de las respuestas poco claras desde la cooperativa, según indicó Taja también fue destratado por el síndico de la cooperativa, Darío Ceballos, quien supuestamente está para representar los intereses de los asociados, mientras que el consejero Miguel Prieto llamó a la policía para retirarlo de las instalaciones cuando consideraron que ya habían evacuado las dudas.

El asociado reclamó también por notas y, según indicó, en las respuestas de la cooperativa “no citan ningún artículo o reglamento que avale lo que hicieron, lo único que manifiestan es ‘nosotros decidimos’, pero no fundamentan”.

Taja consideró que en su situación “hay muchas cosas raras, porque no te pueden retirar los servicios por una denuncia que ni siquiera se investigó todavía”. Y agregó “mi sospecha es que el síndico o Padrones conocen a esta señora, porque actuaron muy mal, esta mujer supuestamente denunció lo mismo en Camuzzi pero a mí no me retiraron el gas natural”. Como dato que podría potenciar las dudas de damnificado, en la cooperativa hay un histórico delegado de apellido Carripilón, cercano al núcleo de conducción, que sería familiar de quien denunció a Taja.

“El error que cometieron es tremendo, tomaron una decisión que no les corresponde”, reiteró el asociado. Y comentó sobre su situación sin los servicios esenciales que “duermo acá de noche, me voy a bañar a otro lugar porque priorizo el agua que quedó en el tanque para los animales que tengo, es muy incómodo pero creo que tengo que aguantar porque sé que esta gente está haciendo las cosas mal”.

Nahuel Taja espera por estos días que prospere un recurso de amparo que tramitó en Tribunales, aunque tampoco aún le dieron precisiones sobre la presentación del mismo.