La agrupación feminista Tamboras del viento protestó por la posible liberación de un acusado de violación en Pico. Casi al mismo tiempo, la justicia le extendió la prisión preventiva.

General Pico (Agencia) – El movimiento Tamboras del Viento se manifestó frente a Tribunales, ante la supuesta inminente liberación de un hombre acusado de violar a su hermanastra, donde las feministas remarcaron la “falta de respuestas con perspectiva de género”.

Desde la Justicia confirmaron que, antes que las manifestantes colgaran carteles con distintas consignas sobre el caso, al imputado ya se le había confirmado la extensión de prisión preventiva, mientras que desde el Estado se pusieron todas las herramientas de contención a la víctima.

A través de carteles instalados este viernes por la mañana en el frente de Tribunales, y un escueto comunicado de prensa distribuido cerca del mediodía, el movimiento Tamboras del Viento denunció la posibilidad de liberación de un hombre investigado por abuso sexual y la supuesta falta de contención a la víctima.

El Diario habló con fuentes directas de la investigación, quienes no ocultaron su molestia por la reiteración de manifestaciones públicas por parte del movimiento feminista, sin el previo contacto con los responsables de tramitar la causa, denunciando además falta de acompañamiento, que en este caso fue rotundamente desmentido con datos concretos.

Desde Tamboras fundaron el reclamo en “la misión de acompañar a una joven de nuestro medio, quien denunció a su propio hermano por abuso y violación sostenido durante 4 años”. Y agregaron que “habrá que preguntarse por qué las mujeres que sienten vulnerabilidad y falta de acompañamiento institucional recurren a las redes, los medios de comunicación o los colectivos feministas”.

Las agrupación feminista afirmó en tal sentido que “la falta de respuestas con perspectiva de género que venimos observando por parte de la Justicia, hace que hoy pongamos en conocimiento de todos esta situación que está por ocurrir en nuestra comunidad. Este abusador podría quedar libre el próximo domingo 11”.

El caso
La denuncia la radicó una mujer joven contra su hermanastro, a quien acusa de haberla sometido a reiteradas violaciones mientras era ella era menor de edad y durante alrededor de cuatro años, mientras ambos convivían en la casa de su madre. Los hechos ocurrieron hace alrededor de ocho años.

La presentación se hizo hace dos meses, el hombre fue formalizado y se le dictaron 60 días de prisión preventiva, que efectivamente vencían el próximo domingo 11 de abril, situación por la cual ayer a las 8:20 horas se realizó la audiencia de reexamen de medida de coerción donde, a pedido de la Fiscalía, la jueza Jimena Cardoso confirmó otros 60 días de preventiva que vencerán el próximo 8 de junio.

En los próximos dos meses, los investigadores deberían concretar los últimos testimonios para garantizar que el imputado entorpezca el desarrollo de la pesquisa.
La mayor dificultad que presenta la investigación es determinar las fechas exactas de las violaciones, ya que la mayoría de los ataques sexuales los habría cometido entre siendo menor. De pretender una pena de prisión efectiva, los investigadores deberán comprobar que algunas violaciones fueron perpetradas a partir de los 18 años del agresor, caso contrario le correspondería solo la declaración de responsabilidad penal y el fallo sería girado al Juzgado del Menor y la Familia. Cabe recordar que en estos casos penales que la duda siempre juega a favor del imputado.

Desmentida
Desde Tamboras se insistió ayer en la “falta de respuestas con perspectiva de género” por parte de la Justicia y remarcó también la “falta de acompañamiento” a la víctima. Quienes llevan adelante la investigación, al menos en este caso, aseguraron que “el Estado le brindó contención en todo momento”.

Los investigadores fundamentaron a este medio que tuvieron contacto permanente con la denunciante, a través de un teléfono exclusivo para las víctimas que está en manos de los fiscales las 24 horas. Y remarcaron que, en este caso, la propia víctima pidió esta semana estar presente en la audiencia de reexamen, situación que se le permitió porque, además, es querellante en la causa con un abogado gratuito facilitado por el Estado, con el que contó desde el primer día de la denuncia.

Desde Tribunales se destacó también que la mujer contó con el abordaje de la Oficina de Contención a la Víctima. Y reiteraron que siempre existió atención en tiempo y forma hacia la mujer, a quien se le respondieron todos los mensajes por diversas inquietudes, mientras que familiares que la contienen también son atendidos por los investigadores cada vez que lo requieren.