Cresud informó que vendió la empresa al frigorífico Alberdi que forma parte del grupo Olio, integrado por la firma Díaz & Forti, suspendida por no liquidar exportaciones.

En diciembre de 2020 el Gobierno de Alberto Fernández suspendió a la firma vinculada con la exportación Díaz & Forti, hasta que cancelara la deuda por unos US$450 millones por no liquidar las divisas que le reclamaba el Banco Central (BCRA).

Díaz & Forti integra el Grupo Olio, de la familia rosarina Olio. Además de Díaz & Forti, en el agro el grupo controla el frigorífico Alberdi en Entre Ríos (ubicado en Ruta 11, Oro Verde) y la firma de producción agrícola ganadera Los Reartes SA.

Cuando se conoció la suspensión debido a la observación del BCRA, en Díaz & Forti dijeron que el monto es “muy por debajo de la mitad” respecto de lo reclamado por la autoridad monetaria.

El Frigorífico Alberdi S.A. se encuentra ubicado en la provincia de Entre Río´s, tiene más de 220 empleados y posee una capacidad de producción instalada de 600 cabezas bovinas en una jornada laboral de 9 horas diarias.

Venta

Ayer la empresa Cresud confirmó la venta del 100 % de las acciones a través de una carta dirigida a la Comisión Nacional de Valores. En la misiva, firmada por María Laura Barbosa, apoderada de la empresa, además se anunció que el monto de la operación de venta fue acordado en 10 millones de dólares, los cuales ya han sido abonados en su totalidad. Si bien hasta el momento no hay un anuncio oficial al respecto, en el mundo de la cadena de ganados y carnes trascendió que el comprador sería el Frigorífico Alberdi.

Por otro lado, la empresa informó que el resultado contable de la operación será una ganancia de aproximadamente ARS 620 millones, que será reconocida en los Estados Financieros de la Sociedad del tercer trimestre del ejercicio fiscal del presente año.

Carnes Pampeanas S.A., fue adquirida por Cresud en 2007 en sociedad con Tyson Foods y Cactus Freeders. Desde el 2011 aumentó su participación en el negocio, alcanzado la totalidad de las acciones de la compañía.

En el mercado interno, Carnes Pampeanas trabajó estrechamente con importantes cadenas de supermercados y minoristas articulando su logística para proyección nacional. Y en lo relacionado al comercio internacional, a través de su departamento de comercio exterior coordinó y comercializó sus productos a la Unión Europea, Israel, Brasil, Chile, EEUU, Canadá y Rusia.

Si bien Cresud no brindó precisiones sobre los motivos que llevaron a la empresa a vender el frigorífico, fuentes del mercado ganadero aseguraron que actualmente Carnes Pampeanas no estaba posicionado como uno de los referentes a nivel nacional. Una situación que provoca el incumplimiento de los objetivos centrales del Grupo Irsa, que se ha caracterizado en desarrollar negocios para transformarse en líder de los mismos o ubicarse entre las primeras empresas.